Policía bombero salvó de morir a un bebé de un año. El efectivo es Pablo Cárdenas

La desesperación de una mamá por su pequeño hijo, que se atragantó con un cereal, la obligó a salir de su vivienda y pedir ayuda en forma desesperante, ya que sus intentos por liberar la zona de obstrucción por un cereal que tenía su bebé para que vuelva a respirar no dio resultado.

El hecho ocurrió en la localidad de Mainqué (Alto Valle) y el bombero es Pablo Cárdenas.

Vanesa, mamá de Sebastián, pidió ayuda a su vecina Rosa para que la lleve urgente en el auto hasta el Cuartel de Bomberos, donde estaba Pablo Cárdenas, quien es policía bombero y le realizó las maniobras de desobstrucción de la vía aérea hasta que el bebé pudo expulsar el cereal que obstruía su vía respiratoria, volver a respirar y recobrar el conocimiento.

Segundos más tarde llegó una mujer que es enfermera en General Roca, de apellido Soto, que asistió al pequeño Sebastián.

“Felicitemos a este policía bombero, que tiene más de 25 años de servicio a la comunidad, por haber estado en el momento justo y con los conocimientos necesarios para poder salvar una vida”, destacó el medio periodístico local Último Momento Noticias.

Cárdenas pertenece a la Asociación Bomberos de Mainqué

Esto publicó La Mañana de Cipolletti

Policía bombero salvó a un niño de morir atragantado 

La vida de un niño fue salvada por un policía bombero que evitó que muera atragantado con un cereal.

La vida de un niño fue salvada por un policía bombero que atendió el pedido de una madre desesperada que veía como su hijo se atragantaba y no podía evitar que deje de ahogarse.

Sucedió en la localidad de Mainqué, en la tarde del lunes, cuando una mujer que estaba alimentando al pequeño con cereal vivió una desesperante situación al ver que se ahogaba y no podía desobstruir la zona para que respire.

Inmediatamente tomó al niño y salió de su casa pidiendo ayuda a una vecina para que la lleve al Centro de Salud más próximo, pero al pasar por el Cuartel de Bomberos recurrieron a quienes estaban en el lugar.

El policía bombero que se encontraba en la dependencia comenzó a realizar las maniobras para desobstruir las vías aéreas del chiquito y a los pocos minutos de practicarlas logró que expulsara un pedazo de cereal con que se había atragantado. El pequeño ya había perdido el conocimiento producto de la falta de oxigeno, pero afortunadamente enseguida se recuperó. Luego llegó una enfermera y se hizo cargo de la emergencia.

Según trascendió de fuentes policiales, el uniformado héroe se llama Pablo Cárdenas, quien trabaja desde hace 25 años en la fuerza policial.

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Luis Beltrán (Valle Medio): el huevo frito del Beco, el piche de Pelufo y el vino del Gaucho Pobre

  Tuve suerte, en otro tiempo, de conocer y disfrutar del día a día en …