“Estoy con los loros barranqueros. Están muy preocupados por las nuevas restricciones”

 

La avenida Río Negro del balneario Las Grutas no para de darme sorpresas. Todas las tallas y figuras son las silenciosas compañeras de mis caminatas matutinas.

Pero hoy ¡qué maravilla! siento unos graznidos que me sobresaltan. Me detengo y cuando fijo la vista lo veo muy orondo y contento. ¿Quién es? ¡Un loro barranquero! Como sé que algo me quiere decir me acerco procurando que no levante vuelo. Es que tengo una larga amistad con ellos, sus congéneres.

Está –lo noto- muy alborotado y contento. Y lo que tiene para decirme es muy importante. Me cuenta, como es muy adicto a las redes sociales, que ha estado leyendo la página “Mas Río Negro” y se ha sentido gratamente sorprendido por la nota de mi autoría allí publicada: “Hay que salvar a los loros barranqueros”. Yo le digo que no tienen nada que agradecerme porque para eso están los amigos.

Me cuentan que ahora están muy preocupados por las nuevas restricciones, dado que ellos comienzan su actividad a las cinco en punto de la mañana. Yo le digo que se queden tranquilos porque el toque de queda sanitario es solamente para nosotros los hombres y que a la noche no andarán ni los loros. No queda muy conforme.

El me saluda muy atento. Me da la pata, le doy la mano y muy sonriente sigo caminando mientras pienso: “Ojalá que los hombres fueran así de agradecidos”.

 

Jorge Castañeda

Escritor – Valcheta

 

Foto: Sergio Lechner

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Con cinemómetros móviles, harán controles de velocidad en tres regiones de Río Negro

  Como parte del Plan Provincial de Seguridad Vial, cuyo objetivo es la reducción de …