Inicio Destacados ¿Y si de leyes hablamos? Varias normas del exterior y una para los argentinos: la burocracia

¿Y si de leyes hablamos? Varias normas del exterior y una para los argentinos: la burocracia

 

Varias leyes han trascendido el tiempo y mostrado su verdad. Muchas se han debido al ingenio de grandes hombres y se han generalizado en toda la sociedad. Por supuesto que no son leyes jurídicas ni científicas, sino nacidas de observar los comportamientos de los seres humanos. Muchas veces su cumplimiento es inexorable.

Lord George Gordo Byron, considerado uno de los grandes poetas románticos, en su Don Juan escribió: “Parece extraño, pero es cierto. La verdad siempre es sorprendente. Más sorprendente que la ficción”. Dicha ley fue retomada por Mark Twain diciendo que “La verdad es más sorprendente que la ficción, porque la ficción está obligada a ajustarse a ciertas pautas y posibilidades. La verdad, no”.

Tal vez la más citada y conocida sea la Ley de Murphi: “Si algo puede salir mal, sale mal”. “Si has puesto manteca al pan y lo dejas caer, siempre lo hará con la manteca sobre tu traje”.

Verbigracia:

“Siempre llueve en los fines de semana” – “El teléfono siempre suena cuando uno está en la ducha” –  “Si todo anda muy bien, de algo nos hemos olvidado” – “Si usas algo bastante seguido, se romperá cuando más lo necesites” – “Si estrenas zapatos, alguien los pisará” – “Si estornudas, descubrirás que olvidaste el pañuelo” – “Los limpiaparabrisas siempre se descomponen cuando llueve” – “Siempre llueve después que se ha lavado el auto” – “Si se pasa la máquina sobre las calles de tierra, seguro que lloverá”.

La Ley de Orwell dice que “a los cincuenta dada cual tiene la cara que se merece”. Lástima que no lo pudo comprobar, murió a los 47 años.

La Ley de Peter viene como anillo al dedo a las diferentes administraciones del Estado: “En la escala jerárquica toda persona tiene a elevarse hasta su nivel de ineficiencia”.

Es muy conocida la Ley de Bon Hope: “El banco es una institución a prestarte dinero siempre que puedas probar que no lo necesitas”.

Otra ley genial se adjudica al profesor de Derecho Jerome Michael: “Si tienes los hechos de tu lado, golpea sobre los hechos. Si tienes la Ley de tu lado, golpea sobre la Ley. Si no tienes los hechos ni la Ley de tu lado, golpea la mesa”.

Otro profesor de Derecho, Alan Dershowitz, enseñó la siguiente Ley: “Tengo tres reglas de oro: nunca creo a la policía, nunca creo lo que dicen los medios y nunca creo lo que dice mi cliente”.

Otra ley para los argentinos, la de la burocracia: “El esfuerzo requerido para defender y justificar un error es directamente proporcional a la magnitud del error y lo injustificable del tema”.

La Ley de Charles de Gaulle, estadista de Francia, la acuñó pensando en los políticos: “Un político es alguien que nunca cree en lo que dice. Y se asombra cuando otros sí le creen”.

La Ley de Laing da mucho para pensar: “La vida es una enfermedad de transmisión sexual con una tasa de mortalidad del ciento por ciento”. Gran verdad.

El brillante escritor inglés Gilbert Keith Chesterton acuñó otra famosa ley digna de poner en práctica: “Hay hombres grandes que hacen sentir a los demás muy pequeños. Pero el verdadero gran hombre es el que hace sentir bien a los demás”.

La ley del tiempo asegura que una costumbre será: “Indecente: Si ocurre 10 años antes de su época. Desvergonzada: 5 años antes. Audaz: 1 año antes. Pasada de moda: 1 año después. Horrible: 10 años después. Ridícula: 20 años después. Divertida: 30 años después. Pintoresca: 40 años después. Encantadora: 70 años después. Romántica: 100 años después. Bellísima: 150 años después.

Para finalizar, vale la pena poner el broche de oro de esta breve nota: El Teorema o Ley de Baglini, tan cara como cierta para los políticos, economistas y otras yerbas de nuestro País: “Cuanto más lejos se está del poder, más irresponsables son los enunciados políticos, cuanto más cerca más sensatos y razonables se vuelven. Las convicciones de los políticos son inversamente proporcionales a su cercanía al poder”.

 

Jorge Castañeda

Escritor – Valcheta

 

TÍTULO ORIGINAL DE LA NOTA: Y SI DE LEYES HABLAMOS PARA MÍ LAS MEJORES SON LA LEY DE BOB HOPE, LA DE BAGLINI Y LA DE MURPHI

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Este mes, Playas Doradas, Bahía Creek y El Cóndor lugares elegidos por mucha gente

Bahía Creek, Playas Doradas (Sierra Grande) y El Cóndor (Viedma) registraron durante la primera quincena …