Inicio Destacados San Blas: Navegantes, millonarios, pescadores, reserva natural y recreación de historias

San Blas: Navegantes, millonarios, pescadores, reserva natural y recreación de historias

En 1508, Núñez de Pinzón, uno de los compañeros del “descubridor” de América, Cristóbal Colón, llegó hasta la desembocadura del río Colorado. Por eso, la Bahía de San Blas fue reconocida durante el siglo XVI por los navegantes que llegaban a un mar aún desconocido.

Institucionalmente, el reconocimiento de la localidad fue realizado el 18 de octubre de 1822, cuando, bajo la gobernación bonaerense del Coronel Martín Rodríguez y el manejo del Fuerte del Carmen (de Patagones) por parte del coronel Gabriel de la Oyuela, instalaron en el lugar un destacamento militar, motivado por las incursiones anuales de barcos pesqueros de Europa y del resto del continente americano.

Quienes allí se asentaron realizaron una vandálica matanza de lobos, por lo que para salvar la riqueza del patrimonio nacional, Oyuela dictó un reglamento de policía, por el cual se prohibía a las naves pesqueras matar hembras y lobos jóvenes, al tiempo que se obligaba a obtener de la Comandancia un permiso oficial de pesca y satisfacer un derecho provisional de dinero por tonelada. Hecho éste que significó un acto de soberanía nacional.

En 1881, Cándido Galván vendió a Eduardo Mulhall cuatro fracciones de campo en la isla. En 1908, Julio Mulhall pidió autorización a las autoridades de la provincia de Buenos Aires para formar un pueblo sobre ese paraje, acompañando los planos correspondientes. El 6 de octubre de ese mismo año, el proyecto fue aprobado y el decreto fue reconocido bajo la denominación 15/octubre/908.

Sin embargo, se obligó al fundador a realizar un replanteo en dicho plano y quedó a cargo del ingeniero Jorge Claypole. Fue aprobado el 15 de diciembre de 1908. Tres años más tarde, el 11 de febrero de 1911, Jorge Mulhall solicitó el ensanchamiento de la población, cuya aprobación del Poder Ejecutivo provincial llegó el 20 de julio de ese mismo año.

El apellido Mulhall está ligado por otro motivo a la historia de San Blas y lo es por el magnífico proyecto del ferrocarril Bahía San Blas – Patagones – Choele Choel cuya concesión le fue otorgada a Francisco Mulhall. De haberse realizado tan estupenda obra quizás no se hubiera paralizado la actividad portuaria de San Blas.

La estación ferroviaria de San Blas y el nuevo muelle a construirse, se habían proyectado aproximadamente donde se encuentra actualmente el Refugio del Club Jorge Newbery.

La imposibilidad de encarar una obra de tanta envergadura debido a fracasos económicos, hizo que Mulhall cediera la concesión a otra empresa (Sud), que tampoco la realizó. Es por ello que los Mulhall pierden el ferrocarril y también la estancia. Los Wassermann, familia importadora de papel, los suceden en las posesiones de los campos, que obtuvieron a partir de una deuda de su anterior propietario. Es Bruno Wassermann, quién en la década del ‘30 reforma la estancia, construye la Capilla de San Blas, el puente y La Rebeca.

Él, junto con su familia, consideró que las inhóspitas y paradisíacas costas de la bahía podían servir para disfrutar de los placeres de la vida, por lo que decidieron instalar allí un imponente haras. Es en estos años cuando comienzan a llegar a la Bahía los primeros pescadores deportivos, que eran en su mayoría, personalidades invitadas por los Wassermann.

Más cerca a la actualidad, hace que la conciencia ecologista logre que la zona fuera declarada Reserva Natural Bahía San Blas: el área protegida se extiende desde la desembocadura del río Colorado Viejo, por el Norte, hasta el faro Segunda Barranca, por el Sur.

Bahía San Blas es un gran humedal que presenta una buena diversidad de ambientes acuáticos ideales para disfrutar en familia. Zonas fangosas, playas de arena de cantos rodados, bancos de arena suave, altas dunas y un interminable número de islas, entre las que se destacan Gama, Flamenco, De los Césares, De los Riachos, del Sud y Jabalí.

Esta última es la única que está unida al continente por un puente carretero y en ella se encuentra la localidad de Bahía San Blas.

La ley 10.097, sancionada en el año 1987, la declaró reserva y en el 2001, mediante la ley provincial 12.788, se la nombró “reserva de usos múltiples”, en aplicación de la nueva normativa.

Dicha norma prohíbe la caza, la actividad pesquera y la minería; mediante un decreto solamente quedó permitida la práctica de pesca deportiva y los deportes acuáticos. Un paraíso para ambas actividades.

Hoy… 199 años… discutibles… y diferente…Esta pandemia global que ha cruzado temerariamente la vida de todos llegó a nuestro Partido (de Patagones), a nuestras localidades hermanas. Este año, el proceso de cuarentena obligó a que todo sea diferente y los festejos y celebraciones no está exentos.

Por eso, los invito a rearmar la historia de nuestro pueblo con material fotográfico. Invita los vecinos a compartir a través de las redes sociales material histórico que cada uno tenga en su poder con el hashtag (#) #Aniversarioenred!!!

Feliz Cumpleaños mi querido Bahía San Blas!!

Y como decía un cartel que estaba en la Plazoleta del Pescador: “Esto es Bahía San Blas, de Pescadores el Paraíso y si Dios así lo quiso para que pedirle más”

J.G. P/ C. G.P

 

Texto: Cyntia García Pergañeda

 Foto: La Nueva

Agregado de masrionegro: San Blas está ubicado a poco más de 110 km al Noreste de Carmen de Patagones y Viedma

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Ministerio de Salud de Río Negro lamenta fallecimiento de enfermero de Cinco Saltos

Autoridades y equipo del Ministerio de Salud de Río Negro lamentan el fallecimiento de José …