Mitos sobre la poda: ¿Es realmente necesaria? Destruyen muchos árboles en Río Negro

Culturalmente, se ha inculcado que en otoño-invierno “hay que podar los árboles” porque así se hizo siempre, pero ¿qué tan cierta es esta premisa en este contexto regional , provincial o mundial?

Es necesario cambiar esas ideas y comenzar a arbolar todo espacio posible en las ciudades: regulan la temperatura, purifican el aire que respiramos y son refugio de biodiversidad. ¿Por qué seguimos viendo pilas y pilas de ramas en estos días?


“La poda es beneficiosa para los arboles”: Falso, las podas generalmente son dañinas para los árboles, disminuye la edad de vida, genera desbalances con las raíces y reduce el follaje. Solo si está bien hecha en casos particulares de formación de la copa, producción de alimentos o eliminación de interferencias es justificable.


El follaje, que se reduce con la poda, tiene funciones y beneficios varios, como bajar la temperatura ambiente, brindar sombra, purificar el aire, atenuar los ruidos y reducir el consumo de energía en la vivienda para refrigeración en hasta un 30 por ciento! Y la temperatura del pavimento al sol o la sombra varía unos 10°. Al caer al suelo cumple su ciclo regenerando la materia orgánica del mismo, quitarlo y embolsarlo como “basura” no tiene lógica.

Cortar las ramas produce heridas a las plantas que son vía de entradas de diversos agentes patógenos, lo cual se agrava cuando quedan muñones secos, y ellos mismos comienzan a pudrirse.

Entonces, ¿Qué se debería podar? 


Se debería realizar poda de ramas muertas, aquellas que estorben el paso y que impidan el crecimiento de otras ramas.
¿Cuándo se debe podar?

“En los meses que no tienen R”? Es un dicho muy común, pero erróneo. La podas se realizan según el ciclo de crecimiento de cada especie (perenne – caduco) y sus características.

Seamos responsables con respecto a los árboles de nuestro barrio y nuestras plazas, no los podemos si no es necesario. En el caso de que haya que podarlos, contraten jardineros que tengan experiencia. Y en el caso de que lo realice su municipio. Exija que realicen con conciencia su labor.

Todos los árboles son importantes para la generación de oxígeno y retención de carbono. Tardan muchos años en crecer y una mala poda puede exponerlos a la muerte.
Nuestros árboles alimentan y dan guarida a los animales, que lindo seguir disfrutando su sombra.

Protejámoslos!

Fuente: Isla Verde

OCHO RAZONES PARA NO DESMOCHAR UN ARBOL

1. Inanición: El descabezado quita tanto de la copa frondosa, que reduce peligrosamente la capacidad del árbol para elaborar su alimento.

2. Shock: Al quitar la cubierta protectora de la copa del árbol, el tejido de la corteza queda expuesto a los rayos directos del sol. La quemadura resultante puede ocasionar la muerte del árbol.

3. Insectos y enfermedades: Los extremos expuestos de las ramas descabezadas son altamente vulnerables a la invasión por insectos o a la descomposición por esporas de hongos.

4. Ramas débiles: Las ramas nuevas que crecen de una rama desmochada (un muñón) están débilmente unidas y son más vulnerables a romperse por el peso del hielo o la nieve.

5. Rápido crecimiento nuevo: En vez de controlar la altura y diseminación del árbol, el desmoche tiene el efecto opuesto. Las ramas nuevas son más numerosas y frecuentemente crecen más altas que antes.

6. Muerte del árbol: Algunas especies de árbol no pueden tolerar la pérdida de ramas principales,
pero aun así sobreviven. En el mejor de los casos, los árboles quedan muy débiles y propensos a enfermedades.

7. Fealdad: Un árbol desmochado es un árbol desfigurado. Aun con el nuevo crecimiento, nunca logrará recobrar la gracia y el carácter de su especie.

8. Costo: El costo verdadero de desmochar con frecuencia está oculto: valores de la propiedad inferiores, gastos de remoción y reemplazo si el árbol muere.

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Organismo oficial de Río Negro incorporará psicóloga/o para funciones en Viedma

  La Agencia para la Prevención y Asistencia ante el Abuso de Sustancias y de …