Inicio Destacados A Mafalda la queremos mucho. Un personaje querible de Quino, en Las Grutas

A Mafalda la queremos mucho. Un personaje querible de Quino, en Las Grutas

Como siempre acostumbro, bien temprano para evitar el bochorno del estío, salí a caminar por la avenida Río Negro, del balneario Las Grutas, Bien forestada, los árboles ofrecen el refugio a los pajaritos que en ellos se solazan y alegran nuestra vida.

Pero, ¡sorpresa! en plena avenida me encuentro con un personaje querible y lúcido como su mismo autor: Quino. Es Mafalda que tanto marcó y sigue marcando a los argentinos porque seguramente estos personajes expresan lo que todos sentimos y no decimos. Nos vemos en ellos en el espejo con nuestro propio rostro y actitudes. Por eso amo a Mafalda y me animo a posar junto a ella ante la cámara curiosa de mi amigo el cineasta Salvador Luis Cambarieri.

Y no puedo dejar de pensar que cada personaje de la tira tiene su encanto particular y su propia historia.

Felipe, inspirado en un amigo de Quino: Jorge Timossi, por saber leer y escribir es el soporte de Mafalda para complementar las ocurrencias de la niña. Detesta hacer los deberes, es un soñador que ambiciona conquistar otros mundos.

Quiero confesar que Manolito es uno de mis preferidos y fue inspirado por otro amigo de Quino, que era dueño de una panadería. El padre de Manolito era español como tantos inmigrantes que se afincaron en nuestro país. Se ha escrito que “Manolito viste como un empresario, con una chaqueta, y pasa las horas ayudando a su papá en el almacén. Su tiempo en la calle lo pasa entregando mercancías, promoviendo las ventas del almacén y refutando las críticas de sus compañeros de los precios y la mala calidad de los productos que venden”. Hay muchos Manolito en el vasto mundo o porque de alguna forma es un arquetipo.

Libertad es adorable tal vez por lo que su nombre significa. Su pequeña estatura alude a la libertad, tan pequeña y vulnerable. Es una amiga de Mafalda.

Los padres, sin duda, representan a la clase media argentina. Al respecto, de sus progenitores Mafalda expresó que “mi papá es corredor de seguros y en casa se entretiene cuidando las plantas. Mi mamá es ama de casa. Se conocieron cuando estudiaban juntos en la Facultad, pero después ella abandonó para cuidarme mejor”, dice.

Guille, el hermanito menor de Mafalda, es el típico preguntón. Y sus preguntas son siempre embarazosas que no quieren responder a veces  o no pueden.

Susanita también tiene su encanto y vive en su propio mundo.

Del papá de Mafalda me quedo con el Citröen al cual todos los autos lo pasan veloces, de su lectura cotidiana del diario, de su preocupación por desterrar las hormigas que hacen estragos en sus plantas.  Y también añoro la época de ir de vacaciones a las playas con toda la familia.

El globo terráqueo que exhibe un mundo desquiciado es otro de los protagonistas de la tira. A veces, hasta llora por las injusticias de la humanidad.

La sopa, por Mafalda, tiene mala prensa, a pesar que para muchos es muy rica y nutritiva.

Y uno de los mejores personajes de Quino es sin duda la tortuga “Burocracia”. Quino “la utiliza para criticar este mal de los píses modernos. Cuanto odiamos la lentitud del papeleo, las filas, la espera, el “vuelva más tarde” para poder disfrutar de un servicio. Así es Burocracia.


Todas estas cosas pienso en la avenida Río Negro del balneario Las Grutas. Entonces me pongo en cuclillas al lado de la niña y la cámara inquieta de Salvador nos estampa para la posteridad. Contento me digo: ¡Por fin tengo una foto con Mafalda, me di el gusto!

Jorge Castañeda

Escritor Valcheta

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Presunto caso de maltrato laboral en Municipalidad de Viedma. “Aplicaremos máximo rigor”

El intendente de Viedma, Pedro Pesatti, afirmó que “no voy a tolerar maltratos laborales en …