Historia de una matanza en Patagones y Viedma. Soldados asesinaron a 34 indígenas

 

Día 7 de diciembre de 1784: Juan de La Piedra, un superintendente español, sufrió el robo, de parte de indígenas, de dos caballos y ninguno de sus propietarios resultaron heridos. Entonces, ordenó al sargento Manuel Bores que remontara el río Negro con 27 hombres bien armados a “traer a los indios” que se encontraban en la banda Norte “o castigarlos en caso necesario”.

La expedición armada encontró dos toldos con un pequeño grupo de indios a pocas leguas del fuerte (de Patagones). Les tomaron la caballada, luego les cerraron la salida del potrero y, por último, los cercaron para impedirles escapar.

El sargento mandó “que no matasen a las mujeres, ni criatura alguna” según había ordenado el superintendente, “a no ser que nos insistiesen sin querer venirse al Establecimiento”.

Pero como los asediados resistieron, los soldados mataron a cuatro indios, once chinas y cuatro criaturas; solo un niño se salvó. Más adelante se encontró la toldería de Francisco, donde mataron al cacique, siete indios, tres chinas y cuatro niños. Otras tres criaturas fueron llevadas cautivas al fuerte, junto con la caballada y los despojos.

Para eliminar las huellas de la matanza ocurrida, incendiaron los toldos y los cadáveres de sus ocupantes fueron arrojados al río.

1878: El coronel Álvaro Barros le escribe al cacique Sayhueque y le manifiesta: “Tengo del gobierno las mayores recomendaciones para tratar con equidad y justicia a todos los Indios que sean obedientes y leales al gobierno y muy especialmente a Ud. y al cacique Ynacayal que tan dignamente han sabido siempre conducirse”.

 

Jorge Oscar Lima

Carmen de Patagones

Difundido en su página de Facebook

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Fuerte pelea entre dos policías rionegrinos. “¡Cosas de muchachos!, dice Roberto, 74 años

  Fue para estos días del año, pero en 1967. Yo era cabo cadete y …