Inicio Destacados Caso Laura López Tamasco: Ex compañero de trabajo le pidió disculpas por discriminarla

Caso Laura López Tamasco: Ex compañero de trabajo le pidió disculpas por discriminarla

 

A mediados de agosto, Laura López Tamasco, una taxista de Viedma, difundió a través de Facebook su preocupación por maltrato y hostigamiento que recibió por su condición sexual. Señaló que hasta le dijeron “La Raulito” y lo consignaron en la misma red social.

Ayer, por la misma red social, López Tamasco difundió las disculpas públicas de un ex compañero de trabajo de la empresa de taxis, después de la denuncia al INADI por discriminación y bullyng hacia su orientación sexual e identidad de género.

A continuación las fundamentaciones de ambos (difundidas ayer y el 15 de agosto pasado)

Mi nombre es Alberto Beitia, tengo 61 años y soy taxista. Estas líneas son una retractación respecto a comentarios ofensivos y discriminatorios que he dirigido a una compañera en el marco de mi trabajo.

El 13 de Agosto saqué una fotografía desde mi auto a la compañera de referencia llamada María Laura López, que se encontraba en la misma fila esperando pasajeros y posteriormente la subí a mi Facebook etiquetándola como “La Raulito”.
Aunque para mí se trató de una broma, no fue asimilado de igual forma por mi compañera, quien se sintió dolida y agraviada. Ese mismo día, otros compañeros impulsaron más “bromas” respecto a la imagen y sexualidad de Laura a través de la frecuencia radial de la empresa.

Producto del hostigamiento y discriminación que mi compañera recibió ese día, decide renunciar al trabajo y efectuar una denuncia hacia mi persona en el marco del INADI. Luego de estos sucesos, se mantuvo una audiencia en el mencionado instituto el día 26 de septiembre del corriente año con funcionarios de dicho organismo y mi ex compañera.

Durante la audiencia de referencia, Laura expresó que no tenía interés en ningún resarcimiento económico dado que no es su intención perjudicar económicamente a ningún trabajador. No obstante, su interés radicaba en que yo escuchara su punto de vista sobre lo que propicié y como esto había repercutido en su vida personal.
Durante el tiempo que intercambiamos, Laura me relató situaciones por las que ha debido atravesar desde que tenía 4 años de edad, momento en que ingreso a Jardín de Infantes donde ya era discriminada por su imagen. Expresa que a medida que crecía, fue objeto de burlas por su orientación sexual e identidad de género.

Sus relatos de experiencia de vida, me hicieron reflexionar sobre mi accionar y darme cuenta que yo no le hice una simple broma, sino que fui una persona más que se burló de ella, por desconocimiento, por no entender que eso lastimaba y generaba malestar, revivía heridas del pasado y afianzaba el estigma social sobre su persona.

También comprendí que la violencia de género no es solo golpear a una mujer, sino también etiquetarla, fotografiarla sin su consentimiento y hacer chistes sobre cuestiones personales y del ámbito de su vida privada.

Pudiendo entender todo esto y con la intención de al menos amenguar el daño provocado hacia ella, accedo a través de estas palabras a su único pedido: Una disculpa formal y pública por las ofensas que provoqué.

Por tanto, compañera Laura, como me debería haber referido a su persona desde un principio, le ofrezco mis más sinceras disculpas, agradeciendo su disposición para intercambiar sobre la importancia de la sensibilización en estos temas tan relevantes socialmente.

Laura López Tamasco:

“Ayer (a mediados de agosto del 2017) me quedé sin trabajo, otra vez: Primero, tuve que bancar que me tomaran el pelo en frecuencia (por radio) porque una clienta pidió una chofer mujer, imaginense los comentarios hacia mi persona en uno de los rubros de trabajo más machistas, después me enteré por un amigo que un “compañero” le contó mientras lo llevaba, que había una lesbiana trabajando en el Tele Taxi, que era súper agresiva y que las mujeres no querían viajar con ella (léase yo), lo que no se me explica porque el 80% de mis clientes telefónicos a la noche son chicas que no quieren viajar con hombres, cansadas de que las acosen, se las quieran chamuyar, preguntarles el número de teléfono, llevarlas por otro camino…”.

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

En 90 días terminarían obra de puesta en valor de “plaza seca” en la Manzana Histórica

    Un plazo de ejecución de 90 días tiene la obra de refacción y …