Una taxista de Viedma señaló que recibe maltrato y hostigamiento por su condición sexual

 

Laura López Tamasco, una taxista de Viedma, difundió a través de Facebook su preocupación por maltrato y hostigamiento que recibe por su condición sexual. Señaló que hasta le dijeron “La Raulito” y lo consignaron en la misma red social.

En su propia página puntualizó:

“Ayer me quedé sin trabajo, otra vez: Primero, tuve que bancar que me tomaran el pelo en frecuencia (por radio) porque una clienta pidió una chofer mujer, imaginense los comentarios hacia mi persona en uno de los rubros de trabajo más machistas, después me enteré por un amigo que un “compañero” le contó mientras lo llevaba, que había una lesbiana trabajando en el Tele Taxi, que era súper agresiva y que las mujeres no querían viajar con ella (léase yo), lo que no se me explica porque el 80% de mis clientes telefónicos a la noche son chicas que no quieren viajar con hombres, cansadas de que las acosen, se las quieran chamuyar, preguntarles el número de teléfono, llevarlas por otro camino, etc.

Pregúntenles a ellas qué clase de chofer soy…después un compañero me sacó una foto, sin mi consentimiento (además que nunca habíamos cruzado una palabra, cero confianza) y me subió al Facebook como “La Raulito”, luego de increparlo me pidió disculpas pero todavía no bajó dicho posteo de su face…y a posteriori el dueño del auto donde trabajaba me mandó un audio súper agresivo y con tono amenazante para apuntarme una supuesta falla laboral ( persona que según trascendidos no le dura un chofer y es violenta y misógina, como pude comprobar), obviamente lo mandé a la mierda sin insultos pero con direcciones precisas…yo me pregunto….Si yo hago mi trabajo y no molesto a nadie..tanto odio me pueden tener por ser diferente? porque tanta necesidad de difamación, tanto odio, maltrato, homofobia?

Al parecer ni teniendo trabajo y colaborando como cualquier ciudadano van a dejar de hostigarme, maltratarme, señalarme, apodarme, burlarme….me quitan muchas ganas, hacía tiempo no me sentía así, fue como volver a la escuela..revivir el horror de los intolerantes….Para mí son gente de mierda que necesita pisotear a otros para sentirse alguien y como tal los trataré de ahora en más..no sé qué voy a hacer, de que voy a subsistir, pero una cosa es clara, no vuelvo al taxi nunca más….mis disculpas a los cumpas y amigos del taxi que si valen la pena…………al resto les deseo Karma”.

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Luis Beltrán (Valle Medio): el huevo frito del Beco, el piche de Pelufo y el vino del Gaucho Pobre

  Tuve suerte, en otro tiempo, de conocer y disfrutar del día a día en …