Prueban silla de esquí adaptada para chicos y grandes con capacidades diferentes

 

Como parte del convenio que firmaron la Asociación Argentina de Instructores de Ski y Snowboard, la Fundación INVAP y FabLab, se llevaron a cabo las primeras pruebas en el Cerro Catedral,  con una maqueta de control dimensional, lugar geométrico, trabas y sistemas de seguridad, de la silla de esquí adaptada que está en proceso de fabricación por el programa Challengue Argentina.

El objetivo es que niños y adultos con capacidades diferentes y que carecen de recursos económicos puedan acceder a aprendizaje de este deporte.

Las pruebas se concretaron en los medios de elevación de esquiadores, Cóndor I y Séxtuple, previas a la fabricación del prototipo.

Básicamente,  los técnicos corroboraron los espacios y dimensiones obtenidos anteriormente en función de los planos de los medios de elevación enviados por la empresa concesionaria del cerro Catedral y además determinaron algunos cambios en los sistemas de seguridad optimizando el diseño.

Participaron ingenieros de la empresa estatal Investigaciones Aplicadas (INVAP), del FabLab y de la Asociación Argentina de Instructores de Ski.

“Hubo una gran predisposición de los trabajadores de CAPSA, ya que las pruebas se realizaron luego de culminar el día laboral”.

El presidente de AADIDES, Martín Bacer, dijo que “estamos muy conformes con el avance de este proyecto que va a beneficiar a muchos niños y adultos que tienen ganas de practicar este deporte y por tener capacidades diferentes y no contar con los elementos y recursos, no lo hacen. Desde la Asociación Argentina de Instructores de Ski y Snowboard queremos que todos tengan el acceso a la práctica de este gran deporte que es el esquí”

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Viedma: Egresaron enfermeras y técnicos en sistemas, software libre y desarrollo web

Estudiantes de la carrera Licenciatura en Enfermería del CURZA rindieron final y se recibieron de …