Mario Toledo fue condenado a 15 años de cárcel por abusar de menores, pero está prófugo

 

Hace una semana, el docente Mario Toledo, de 67 años, fue condenado a 15 años de prisión por el delito de abuso sexual con acceso carnal de una niña y por haber realizado tocamientos en el cuerpo de otras cinco menores. Pero, está fugado desde poco antes de la lectura del fallo.

Familiares de una de las víctimas difundieron que Toledo tendría domicilio actual en Artigas N° 1.541, de General Roca, según mencionó el propio sentenciado durante el proceso judicial.

En los últimos días, por las redes sociales difundieron en Valcheta una fotografía de Toledo indicando que “se busca a prófugo abusador de menores”.

Toledo  estuvo en libertad durante todo el proceso judicial hasta llegar a juicio, pero en la última instancia –lectura de la sentencia- el martes de la semana pasada, desapareció.

“Pocas veces he intervenido en un caso de abuso que tenga tantas pruebas y tan contundentes como éste”, dijo el fiscal de la Cámara del Crimen de Viedma, Fabricio Brogna, en el alegato en el juicio seguido contra el abusador sexual, consignó la información entonces difundida por masrionegro.

La sentencia fue suscripta por los jueces Ariel Gallinger, María Luján Ignazi y Mirta Filipuzzi, que condenaron a Toledo a la pena propuesta por la Fiscalía, de 15 años de prisión por considerarlo además responsable del delito de corrupción de menores en diversos hechos que se produjeron en la localidad de Valcheta.

El Tribunal hizo lugar también al pedido fiscal de encarcelarlo preventivamente, hasta tanto la misma quede firme.

“En juicios como éste la prueba testimonial cobra importancia fundamental y debemos, en busca de sostener nuestra hipótesis, ser cuidadosos en poder acreditarla de todas las formas posibles”, expresó el fiscal de Cámara y agregó que “buscando darle mayor consistencia a una acusación de la que el Ministerio Público Fiscal estaba convencido, requerimos que vuelva a tomarse declaración a la víctima que sufrió el delito más grave para que no quedaran ningún tipo de dudas de que había sido cometido por el acusado”.

Al abuso sexual agravado por el acceso carnal en un hecho, se le suma el de abuso sexual simple compuesto por tocamientos que este hombre, de profesión maestro, efectuó en el cuerpo de otras cinco niñas a las que convocaba a su vivienda con la excusa de jugar con ellas, contándole cuentos y mostrándole películas en las que se veía lo que más tarde les haría”.

Brogna destacó especialmente que todas las declaraciones efectuadas en Cámara Gesell se concatenaban, “incluso cuando una niña contaba la experiencia vivida por alguna de las otras”. Todas estas versiones “fueron validadas por los profesionales que estaban a cargo de las entrevistas que explicaron además por qué las consideraban ciertas”.

En el debate oral y público, desarrollado a lo largo de tres jornadas, participó la defensora de Menores, Patricia Arias en representación de las niñas víctimas quien acordó con lo solicitado por el Fiscal y solicitó además que se investigue a la esposa del hombre por el delito de encubrimiento.

A ese requerimiento se refirió también la sentencia, disponiendo que las actuaciones sean elevadas al fiscal de turno para que inicie tal causa buscando determinar el papel que cumplió la mujer en este caso.

 

 

 

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

PAMI: ATE denunció nombramientos de militantes en Bariloche con sueldos de $258.000

  La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) denunció el desplazamiento del personal de carrera de …