Justicia rionegrina rescató de un drama a joven mamá boliviana y su bebé. Ya están en su país.

 

Una joven de 19 años, oriunda de Bolivia, víctima de malos tratos ejercidos por parte de su ex pareja, fue rescatada de esa condición por representantes de varios organismos del Poder Judicial de Río Negro. La mujer estaba con su bebé y ahora le posibilitaron volver a su país, donde reside la madre.

Por su parte, funcionarios judiciales de la Cuarta Circunscripción, con sede central en Cipolletti, destacaron la coordinación de acciones en un caso que tuvo como víctima a la joven y su bebé, que estaban en una comunidad cuyos integrantes trabajan en hornos ladrilleros en un paraje del Alto Valle rionegrino.

Hace unas semanas, la víctima caminó varios kilómetros junto con su pequeño hijo hasta llegar a Villa Manzano. En esa localidad, se activó un mecanismo de contención que demandó la intervención no sólo del Juzgado de Paz, sino de la defensora de Cinco Saltos, Laura Riveros.

Los funcionarios advirtieron la vulnerabilidad de la víctima y pusieron en conocimiento de tal situación a la jueza de Familia de Cipolletti, Marissa Palacios.

En un vehículo del Poder Judicial, la víctima fue trasladada hasta un refugio de contención que funciona en otra ciudad del Alto Valle. En esta instancia fueron sumamente importantes las gestiones que se hicieron desde el Juzgado de Paz de Catriel.

La joven le manifestó a los funcionarios que no quería regresar a la comunidad del paraje, sino que tenía intenciones de reencontrarse con su madre que reside en Bolivia.

En este contexto, la Oficina de Atención al Ciudadano de Viedma abrió un canal de dialogo con el Consulado de Bolivia en Argentina. Por esas gestiones, la joven consiguió viajar y actualmente se encuentra con su familia de origen en el vecino país.

Georgina Garro, jueza de Paz de Catriel, indicó que los profesionales trabajaron en el fortalecimiento de la víctima. “Desde el Juzgado de Paz fuimos el nexo intermediario entre la Defensoría de Cinco Saltos y el Centro de Asistencia a la Víctima de Violencia. Abordamos todo el trámite para su alojamiento desde que nos informaron la situación y también la acompañamos a la terminal el día que se fue. Hubo tres profesionales – dos psicólogos y un asistente social – que le brindaron a la mujer muchísima contención. Además del alojamiento, la joven fue provista de ropa, comida e insumos para el bebé. En medio se gestionó la autorización de viaje al exterior por parte del padre de la criatura. La joven estaba decidida a volverse a su país”, sostuvo Garro.

“En este caso aplicamos las Reglas de Brasilia casi en su totalidad porque logramos brindarle un trato adecuado a una víctima que se encontraba en situación de vulnerabilidad. Recordemos que se trata de una madre joven, extranjera y sin ningún tipo de recursos con el agravante que estaba sufriendo violencia género. Gracias a la adecuada coordinación de varios organismos del Poder Judicial de Río Negro conseguimos sacarla de esa situación”, sostuvo la defensora Laura Riveros, que fue parte del eslabón de funcionarios que intervinieron.

En este caso, la intervención primaria estuvo a cargo de la Comisaría 44 de y la Oficina Tutelar de la Policía de Campo Grande que cuenta con un equipo técnico integrado por una psicóloga y operadores de trabajo social. Las gestiones contaron con los aportes de la municipalidad de Catriel y de Campo Grande. Se explicó además que la joven estaba indocumentada por eso debió realizarse el trámite diplomático.

 

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Muerte de policía atropellada: Sospechoso reconoció autoría, acorralado por las evidencias

  El equipo de la Fiscalía Descentralizada de Villa Regina formuló cargos a un sujeto …