Secuestran en Bahía carne y quesos podridos que venderían en Cipolletti y Neuquén

 

Unos 344 kilos de carne que carecían de la documentación sanitaria obligatoria y eran transportados en un vehículo tipo pick up con furgón isotérmico desde la ciudad de Buenos Aires hacia Cipolletti, fueron decomisados por agentes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) en Bahía Blanca. En otro rodado llevaban desde Santa a Fe a Neuquén 755 kilos de quesos vencidos .

Se informó este martes que agentes del organismo nacional decomisaron durante los últimos días 755 kilos de quesos, 344 kilos de carnes y 130 kilos de frutas, en el puesto de control de la barrera zoofitosanitaria patagónica ubicado en el kilómetro 714 de la ruta nacional 3, cerca de Bahía Blanca.

Durante la inspección de un transporte cargado con lácteos que se dirigía desde San Carlos Centro, Santa Fe, hacia la ciudad de Neuquén, se detectaron 755 kilogramos de quesos que se encontraban vencidos, algunos en su envase original y otros fraccionados para la venta al público.

Se observó además la presencia de hongos. Tras corroborarse esa clara infracción al Código Alimentario Argentino, los quesos fueron decomisados y destruidos, preservando de esta manera la seguridad alimentaria de la población.

Luego, en un vehículo tipo pick up con furgón isotérmico que transportaba mercadería desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hacia la ciudad rionegrina de Cipolletti, agentes del Senasa decomisaron 344 kilos de carne que carecían de la documentación sanitaria obligatoria. Esta mercadería estaba compuesta por 97 kilogramos de carne de cerdo con hueso, 40 kilogramos de carne aviar (pollo y pato), 170 kilogramos de  pescados y mariscos, y 37 kilogramos de menudencias frescas bovinas, ovinas y porcinas.

En el caso de la carne de cerdo y las menudencias, a la falta de documentación se sumó la prohibición de ingreso a la región patagónica que rige para estos alimentos en virtud de los controles por fiebre aftosa.

Por último, decomisaron 130 kilogramos de productos hospederos de mosca de los frutos (40 kilogramos de uvas, 60 kilogramos de duraznos y 30 kilogramos de mandarinas), que eran transportados en un camión de cargas generales y de manera oculta dentro de cajas de productos de almacén y de limpieza, sin haber sido declarados por el introductor y careciendo del tratamiento cuarentenario obligatorio.

El Senasa agradeció la colaboración brindada por el municipio de Médanos, que dispuso de instalaciones, personal y maquinarias para realizar la disposición final de toda la mercadería decomisada a través de la realización de entierros sanitarios.

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Fatalidad en ruta 151: murió una mujer y hay tres heridos. Fue entre Catriel y Barda del Medio

La mujer, oriunda de Buenos Aires, se dirigía a San Carlos de Bariloche a bordo …