Lisandro Aristimuño. “Soy patagónico y rionegrino, no se me va a ir nunca”

Publicó “El rostro de los acantilados”, su octavo álbum solista, un proyecto que lo muestra fusionando estilos, acompañado por David Lebón y Pedro Aznar.

Muy feliz y entusiasmado por la salida de su octavo trabajo solista llamado “El rostro de los acantilados” a través del sello independiente Viento Azul, el cantautor rionegrino Lisandro Aristimuño no oculta la satisfacción por este nuevo registro, un compendio de 13 canciones que incluye las participaciones de David Lebón (“Por encima del fuego”) y Pedro Aznar (“Devolver tu amor”) entre las destacadas colaboraciones.

Este artista que se desempeña también como productor y compositor para otras figuras, había lanzado antes en el 2020 el registro “Criptograma”, un álbum de pandemia que reflejaba la separación de su histórica pareja, tiempos donde también publicó “EP8” junto al famoso guitarrista Fernando Kabusacki. Ubicado en el local de videojuegos propiedad del Kun Agüero en pleno Colegiales, el artista que produjo el álbum “SúperAmor” de Fabiana Cantilo habló con Ser Argentino de su nueva producción, canciones que recién presentará durante abril del 2024 en una conocida sala porteña del microcentro.

¿Cómo encaja “El rostro de los acantilados” dentro de tu historial discográfico?

Lisandro Aristimuño: Aunque parezca lo contrario, no tengo una carrera musical tan corta, porque mi primer disco salió hace veinte años. Hace treinta que toco y soy músico, tengo 46 años, por más que algunos en la concesionaria creativa me den bastante menor kilometraje (risas). A mí me encanta sacar discos, es una de las mejores cosas que nos pasa en nuestro oficio de músicos, de compositor, de productor, es algo que me llena de amor personal, a mi gente y todo lo que estoy haciendo. Desde que arranqué en esto soy independiente, auto gestión, entonces es como una forma de seguir “haciendo casas”, si me encargase de esa clase de construcción. Tengo ese tono artesanal en la construcción, me gusta mucho.

Un artesano patagónico instalado en la locura porteña

En esta nueva “edificación” musical hay sonidos de la urbe, pero al mismo tiempo lo completaste con varias estructuras electrónicas, en una mezcla muy cautivante.

Lisandro Aristimuño: Sí, me parece que este disco reúne un poco todo lo que yo vengo haciendo, me parece que es un trabajo que tiene muchas de las facetas o pinceladas que he hecho en otros discos, que estaban más marcadas, por ahí aparecía un disco que tenía mayor cantidad de instrumentos acústicos, de aire, con reminiscencia a la Patagonia. Ya hace mucho tiempo que estoy viviendo en la Capital, hace bastante, entonces esas cosas se van transformando a medida que vas viviendo cosas. Este álbum creo que reúne varias facetas mías, esa fue la alegría, porque yo tenía como las canciones desprendidas y de repente las junté, dije “esto parece un acantilado”. Ahí dije “vamos a sacar esto”.

Una enorme y voluminosa cifra de artistas de larga carrera te tienen en una elevada consideración. No es muy usual una situación así. ¿Cómo te toma que dos leyendas como David Lebón y Pedro Aznar hayan aceptado ahora participar en tu nuevo álbum?

Lisandro Aristimuño: Te diría que es algo que se vive con mucha felicidad, imaginá lo que esto significa, es un amor y una felicidad tremenda, gigante, son gente que admiro desde muy chico. Cuando arranqué en la música, comencé haciendo covers, imaginate que hacía temas de Serú, de todos, imaginá lo que representa ahora tenerlos en un disco propio a dos de los Serú Girán, es como algo muy fuerte.

Tocando con los ídolos

Vos ya habías participado con David en el disco “Lebón & Cía Volumen 1”.

Lisandro Aristimuño: David me había invitado a participar de su primer disco de duetos, me invitó en una canción que me gustaba de chico (“Casa de arañas”), esa ya fue la primera felicidad. En el caso de Aznar, con Pedro nunca había hecho nada, me lo había cruzado en algunos conciertos y en algunos eventos, pero nunca surgió algo así. Me pareció que la canción era adecuada para intentar ver si él se copaba en estar en ese tema, Pedro se maneja muy bien en esos “olimpos vocales”. Cuando le mandé la idea, que era una parte de la canción, porque la otra parte la hizo él, Pedro hizo la parte del estribillo, me dijo que le encantaba y que le gustaba tanto, incluso que a él le gustaba hacer una parte más de la canción, así que fue “bueno, encima componés conmigo, buenísimo” (risas). Fue como más regalo aún.

¿Qué momento anímico atravesabas al momento de maniobrar estas canciones?

Lisandro Aristimuño: Muy bueno, la verdad porque ocurrió después de la pandemia. Durante el lapso del tramo pandémico saqué un álbum con Fernando Kabusacki de música electrónica. A este álbum lo tomé como un disco así que vino con muchas ganas y estoy muy feliz, porque laburé mucho este año. Tocamos mucho, toqué mucho con un proyecto que tengo que se llama “Set 1”, donde también estaba en el escenario solo, después otra vez volvía a tocar con la banda, ahora sale este disco y es como el cierre de año perfecto para mí, estoy realmente muy feliz.

“Para mí ser argentino es ser federalista y no ser centralista”

¿Cómo encaja lo que hacés con “Set 1”?                        

Lisandro Aristimuño: “Set 1” es un proyecto que hice a raíz de la pandemia, por el hecho de estar solo, en un estudio bajo el hecho de no poder juntarme con otros músicos o con la banda. Eso hizo que empiece a armar una “navecita” para tocar solo, como un antiguo planeador orbital, eso provocó que empezara a hacer las canciones en esas versiones mucho más electrónicas, si se quiere.

¿Qué objetivos te ponés a futuro para seguir corriendo hacia nuevas situaciones?

Lisandro Aristimuño: Creo que el hecho de ser independiente y maniobrar siempre por autogestión me convierte en alguien a quien no lo corre nadie. Es como que no tengo por delante ninguna zanahoria que tenga que perseguir como siguiente etapa de búsqueda, no soy una persona pretenciosa, soy más de ir paso a paso, entonces voy viendo las cosas que me suceden, las que siento y las que tengo ganas de decir, cuando me parece que están bien, las hago.

Grabando a la Fabi

¿Cómo recordás la etapa junto a Fabiana Cantilo para producir el disco “SúperAmor”?

Lisandro Aristimuño: Primero caótica (risas)…porque inicialmente no fue fácil, trabajamos como un año con ese disco, me desempeñé como arreglador artístico, productor, co-compositor porque hicimos la mitad del disco juntos. Ahí las canciones son de los dos, pero nada, fue hermoso. Yo la admiro también muy de pendejo, me parece una de las artistas más increíbles de Latinoamérica, pero también se que su personalidad es muy fuerte y había que estar ahí. Creo que desde ahí me hice más fuerte todavía, salí ileso y más fuerte (risas).

Texto: Gabriel Imparato, Ser Argentino

 

ImágenesLisandro Aristimuño / Agencia Luz Espeche.

 

About Raúl Díaz

Check Also

Le robaron la camioneta a punta de pistola: un seguro no quiso cubrir el hecho

  Una mujer oriunda de Viedma sufrió el robo de su camioneta Amarok en el …