Bariloche, El Bolsón, Villa Llanquín, El Manso y Dina Huapi, lugares con atractivos naturales

 

San Carlos de Bariloche, El Bolsón, Villa Llanquín, El Manso y Dina Huapi ofrecen atractivos naturales y actividades para vivir propuestas que van desde el senderismo en la montaña y el turismo activo, hasta opciones más tranquilas, como el turismo gastronómico y variadas excursiones lacustres.

San Carlos de Bariloche se encuentra entre los destinos predilectos del turismo nacional, ya que garantiza hotelería y gastronomía de primer nivel, así como múltiples opciones en contacto con la naturaleza, como el trekking.

La ciudad ofrece caminatas al Cerro Otto, al Refugio Berghof o a la zona del Valle de Challhuaco, mientras que entre los recorridos más populares de exigencia media y alta se encuentran los senderos al Refugio Frey, desde el cual es posible acceder a la Laguna Jakob; al Refugio Otto Meiling en el Monte Tronador; al Refugio Italia en la Laguna Negra y a la senda de Paso de las Nubes, con vistas increíbles desde sus puntos panorámicos.

Cuenta con la red de refugios de montaña más importante de la región, que se convierte en una alternativa ideal para disfrutar de la temporada de verano e implica extensas caminatas y pernocte entre las altas cumbres, que invitan a compartir historias, experiencias y comida en los picos con otros senderistas y amantes del trekking.

Las salidas embarcadas se suman a las maravillas naturales que ofrece la ciudad, con numerosas excursiones que recorren el Lago Nahuel Huapi, partiendo todos los días desde Puerto Pañuelo. Se pueden nombrar a la visita a la isla Victoria y al legendario Bosque de Arrayanes, el cual deslumbra por la inmensa altura de los árboles y el inconfundible color azafrán de sus paisajes o la excursión a la Cascada de los Cántaros y a Puerto Blest, donde la belleza y la majestuosidad del lugar deslumbra al instante a cada visitante.

La excursión al Circuito Chico es una actividad imperdible, que tiene como punto de partida el centro de Bariloche y costea la margen sur del lago Nahuel Huapi, atravesando la histórica Avenida Bustillo, donde se puede acceder a excepcionales puntos panorámicos dispersos en los kilómetros que la recorren y vislumbrar los atractivos que se encuentran en los alrededores del Hotel Llao Llao, el nacimiento del camino a Villa Tacul, sobre la bahía Llao Llao, o la pintoresca vista que ofrece el camino al pasar por el puente del arroyo Angostura, donde las y los visitantes podrán hacer una parada recreativa. Desde allí, un desvío llega hasta Bahía López, para seguir disfrutando del paisaje y la presencia de los cerros López y Capilla.

La gastronomía es otro de los protagonistas del turismo barilochense en verano, con los sabores listos para quienes visitan la zona, entre los que se pueden contar a los diversos establecimientos que producen los más deliciosos chocolates del continente, que se suman a las cervezas artesanales a base de productos regionales, el cordero patagónico y la trucha, productos típicos de la Región.

 

About Raúl Díaz

Check Also

Le robaron la camioneta a punta de pistola: un seguro no quiso cubrir el hecho

  Una mujer oriunda de Viedma sufrió el robo de su camioneta Amarok en el …