Un viaje por la Línea Sur, fiebre y convulsiones. “Sin muchas vueltas me enterraron”

 

Yo venía tranquilo, como siempre, en mi Rambler 69. Lo traía cargado, como siempre, de las cosas que dejo en los almacenes.

Soy viajante y la gente de la Línea (Sur) espera que pase cada cuatro meses. En Valcheta me sentí raro, como hinchado. Cuando pasé por Los Menucos creo que tenía un poco de fiebre y al llegar a Maquinchao estaba tiritando.

Me dieron un té de yuyos y alguna pastilla. En Jacobacci me propusieron que me quedara, pero yo les dije que quería llegar a Bariloche antes del viernes, porque decían que se venía la nieve.

Cuando llegué a Comallo ya estaba muy mal, vomitando, doblado de dolor. Casi doce horas duré, en medio de convulsiones, sudor frío y lanzando líquidos por todas partes. Sin muchas vueltas me enterraron al día siguiente.

Ahora, desde esta loma, veo que la nieve está llegando, pero recién comenzará a caer el sábado. Me da lo mismo.

Texto: Enrique Pfaab (Bariloche)

Foto: Chino Leiva

About Raúl Díaz

Check Also

Uno de cinco recientes ingenieros en Telecomunicaciones es de Río Negro

Uno de los cinco recientes egresados ingenieros en Telecomunicaciones del Instituto Balseiro de Río Negro, …