Un viaje por la Línea Sur, fiebre y convulsiones. “Sin muchas vueltas me enterraron”

 

Yo venía tranquilo, como siempre, en mi Rambler 69. Lo traía cargado, como siempre, de las cosas que dejo en los almacenes.

Soy viajante y la gente de la Línea (Sur) espera que pase cada cuatro meses. En Valcheta me sentí raro, como hinchado. Cuando pasé por Los Menucos creo que tenía un poco de fiebre y al llegar a Maquinchao estaba tiritando.

Me dieron un té de yuyos y alguna pastilla. En Jacobacci me propusieron que me quedara, pero yo les dije que quería llegar a Bariloche antes del viernes, porque decían que se venía la nieve.

Cuando llegué a Comallo ya estaba muy mal, vomitando, doblado de dolor. Casi doce horas duré, en medio de convulsiones, sudor frío y lanzando líquidos por todas partes. Sin muchas vueltas me enterraron al día siguiente.

Ahora, desde esta loma, veo que la nieve está llegando, pero recién comenzará a caer el sábado. Me da lo mismo.

Texto: Enrique Pfaab (Bariloche)

Foto: Chino Leiva

About Raúl Díaz

Check Also

El temor pombero. ¿Se ha llevado a varios chicos, incluso un reciente sonado caso?

Una de las más antiguas leyendas del litoral se ha actualizado tristemente dado que algunos …