Joven alumna pidió ante la Justicia de Río Negro una cuota alimentaria a su favor

 

Una joven de 19 años se encuentra culminando sus estudios secundarios, no convive con sus progenitores y a los fines de sostener su calidad de vida diaria y ver garantizados sus derechos, se presentó en el Ministerio Público de Río Negro para solicitar una cuota alimentaria a su favor.

Su situación familiar y la necesidad de encontrar una solución la llevó a acercarse a la Defensa Pública rionegrina para intentar obtener una prestación alimentaria por parte de su madre y también recibir la que le correspondía por su padre.

“Los hijos e hijas de progenitores que atraviesan un reclamo alimentario, u otro tipo de reclamo, tienen y pueden ejercer su derecho a buscar asesoramiento y patrocinio en la defensa pública”, explicaron desde el organismo.

“A veces sus ingresos se distribuyen sin discernimiento ni equilibrio, si bien el dinero correspondiente a la cuota alimentaria es, en la mayoría de los casos, percibido por quienes realizan el reclamo, en este caso al residir la joven en otro domicilio, fue ella quien requirió asumir el manejo de dichos fondos, en el porcentaje que le correspondía”, aclaró la defensora.

“Por ello recurrió a nosotros, además está estudiando, y si bien intenta generar ingresos con changas, eso no es suficiente”, describió quien representa a la joven en este proceso.

Puntualmente en esta situación, se continúa el trámite iniciado contra el progenitor, y se inicia otro contra la progenitora, ya que en este caso a ambos les corresponde asumir la obligación alimentaria. En el expediente se fijó un porcentaje a su favor, que percibiría de manera directa, ya que se buscó determinar que se encuentra en condiciones de asumir el manejo de dicho dinero, teniendo presente variables como la de su edad.

“El Código Civil establece que los alimentos son obligatorios hasta los 21 años, con posterioridad a dicha edad, hay que demostrar otros extremos, como por ejemplo que el hijo o la hija que estudia no puede trabajar por la carga horaria de la Universidad, regularidad en el estudio y demás. En este caso, lo que buscamos es que la joven pueda administrar por su cuenta ambas prestaciones alimentarias, originadas a partir de la obligatoriedad que pesa sobre su padre y su madre en este aspecto, asumiendo la administración, máxime considerando que no vive con ninguno de los progenitores y de esa manera evitar otro tipo de conflictiva familiar”, culminó la defensora, quien aclaró que resta conocerse la resolución de la Jueza interviniente en el expediente.

FUENTE:  MINISTERIO PÚBLICO DE LA DEFENSA / GENERAL

 

 

 

 

 

 

About Raúl Díaz

Check Also

Río Negro: Se lanzó a un canal de riego sin saber nadar para salvar a su amigo

   Un joven de 19 años es buscado desde el viernes a la tarde cuando …