¿Es la serpiente el símbolo de la desobediencia y la muerte o quien trae salvación y bienestar?

 

Para las religiones monoteístas como el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam, la serpiente simboliza el mal, ya que es considerada un ser maligno como lo indica la Biblia cuando explica que “la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Yahveh había hecho”.

Indica asimismo que le dijo a Eva que “puede comer el fruto del árbol prohibido” y aclara que dice “el fruto” no una manzana, además Miguel Ángel en la excepcional pintura que plasmó en la Capilla Sixtina, pinta higos y esta es la prueba que Eva se los da a Adán.

Dios al advertir el daño causado castiga a la serpiente y le dice; “Y Yavheh le dice a la serpiente, por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre los animales del campo y pondré enemistad entre ti y la mujer y entre tu simiente y la simiente suya, esta te herirá en la cabeza y tú la herirás en el talón.

Para la iconografía religiosa esta imagen está plasmada en prácticamente todas  las representaciones de la Virgen María, a quien se la ve aplastando con su pie la cabeza de la serpiente que tiene una manzana en la boca.

Si nos quedamos con esto, sostendríamos que la serpiente es maldecida por el propio Dios por lo que sería uno de los peores animales del mundo y se lo creería  un animal maldito.

Pero resulta que el mismo texto sagrado afirma por otra parte que la “serpiente es fuente de salud” y con solo mirarla cualquiera puede ser salvado de la muerte.

En los libros sagrados hay referencias contradictorias respecto de la serpiente, ya que un texto, simbólicamente, dice que la serpiente representa un animal que trae desobediencia y muerte y en otro que se trata de un animal que trae la salvación, tanto que el mismo Jesús se sentirá identificado con lo dicho por Moisés.  Según esos textos también afirman que hizo una serpiente de bronce que levantó para que todo quien cree en él, tenga vida eterna.

Sostienen también estos textos que en oportunidades los ofidios son utilizados como la representación de la vida cristiana después de morir, porque así como la serpiente cambia la piel, el cristiano cambiará su cuerpo para ingresar a la vida eterna.

Se pregunta luego en esos mismos textos; porque se prefirió la visión negativa?

Y responde que entran entonces la prefiguración del mal en las prédicas y sermones, porque el ser humano necesita de imágenes para concebir un pensamiento, ya que es difícil  concebirlo en abstracto y entonces cuando se habla del mal se lo representa en forma de serpiente, que es la que tentó a Eva, pero como contrapartida el mismo Dios dice que es el animal más inteligente de la tierra.

Por otra parte, en el Judaísmo como en el Cristianismo, los ofidios podrían haber sido considerados como símbolos positivos como las palomas, corderos o bueyes, pero sin más explicaciones se transformo en negativo.

Pero no en todo el mundo es lo mismo y en Grecia, Asclepio, patrono de la medicina aparece con un báculo con una serpiente ya que se la considera a ésta, símbolo de la sabiduría, la fertilidad, la salud y la prosperidad. En la actualidad el símbolo de la medicina es el báculo con una serpiente enroscada, y en muchos lugares también esa figura es el símbolo de las farmacias.

También en Egipto el reptil es símbolo de sabiduría, inmortalidad, fortaleza y protección.  En algunas ciudades de India celebran la relación con las serpientes, en especial las cobras y durante la celebración renuevan el pacto con  el Dios Shiva.

En la India, las cobras son consideradas como símbolo de fertilidad, por lo que las mujeres que quieren ser fértiles adoptan una cobra hembra. En China la serpiente forma parte de su horóscopo y los nacidos bajo ese signo, son consideradas creativas, talentosas y selectivas, que demuestran lucidez en lo que hacen y su virtud es saber escuchar y tener capacidad de organización.

En algunas culturas americanas la serpiente posee también un sentido fertilizante, y anuncia condiciones climáticas como lluvias bienhechoras para la producción. Los mayas por su parte veneraban a Cuculkán un dios serpiente emplumado que representaba la serpiente de cascabel y se la vinculaba con el calendario según las escamas precisamente de su cascabel. Para los aztecas también influía en el calendario.

En España y el país Vasco existen tradiciones orales sobre una deidad masculina  y protección de los rebaños, aumenta la fertilidad  en los animales domésticos, tiene poderes curativos y ahuyenta la muerte como enfermedades

En Lituania, Malta y Grecia la creencia es que la serpiente es guardiana del hogar y aun en la actualidad, sus habitantes adornan las viviendas con serpientes. Podríamos seguir con ejemplos al respecto, pero sería sólo para confirmar que las serpientes no son ni buenas ni malas, solo se trata de un animal al que los seres humanos le hemos asignado dones benéficos y malditos de acuerdo a la cultura  en la que nos movemos.

Texto: Eduardo Reyes, escritor y periodista de Viedma

Las Grutas – Río Negro

 

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Los  primeros en llegar al continente y nuestra región. ¿Y los tehuelches y mapuches?

  Según lo aseguran historiadores e investigadores, los primeros habitantes del continente ingresaron por el …