Una joven rionegrina adquirió cámara fotográfica con ayuda de la gente, por redes sociales

Se trata de Yamila Sandoval. Su amor por la fotografía la incentivó a solicitar la colaboración de la gente para la adquisición de una nueva máquina fotográfica profesional y así seguir llevando adelante sus actividades en las jineteadas gauchas.

La joven, de 26 años, es oriunda de Carmen de Patagones, pero vive actualmente en la capital rionegrina, donde está radicada hace mucho tiempo.

Con un título ya obtenido y otro en camino, su pasatiempo es la fotografía.

Las jineteadas, los caballos y el folklore no pueden carecer en su vida. “Mamá es de la Línea Sur, creció en el campo con sus hermanos jinetes y tenían la particularidad de amansar sus propios caballos de una manera fantástica. Mi papá es soguero, trabaja las artesanías en cuero. Creo que de ahí se origina mi pasión por las jineteadas y por defender nuestras tradiciones”, detalló.

Por otra parte, comenta que el mismo contexto de la jineteada influye en la necesidad de crear videos y retratar la actividad involucrándose inconscientemente con muchas personas de distintos lugares de pertenencia.

Agrega que “anteriormente tenía una cámara puente marca Canon y aunque funcionaba con desperfectos igual creaba mi portfolio. Además, me comenzaron a contactar de muchos lugares y por ese motivo se me ocurrió hacer una página que se le diera importancia a los Jinetes y reservados de la zona, ya que siempre se encuentra los más renombrados”.

Con abundante contenido, su página llamada “Jineteando Viedma” creció con éxito ya que tiene más de 26.000 seguidores.

Teniendo a su favor gente que valora su trabajo fotográfico sin fines de lucro, a Yamila le pareció correcto y buena idea tomar la iniciativa de solicitar dinero en las redes sociales para cambiar su vieja cámara.

“Me daba miedo, pero lo intenté, me ayudaron muchos conocidos, amigos y gente del ambiente. Superarme era primordial, pero asumí que necesitaba ayuda de otros por el alto costo de las cámaras fotográficas. La colaboración de $50 pesos, con mi alias y mi número de CBU fueron los pasos para recaudar lo solicitado”, comentó Sandoval.

Si bien manifiesta estar feliz por su llamado a la solidaridad, no juntó la totalidad del dinero, sino un porcentaje.

Resalta la importancia de la predisposición de la gente y de su actitud voluntaria de compartir la actividad de la jineteada gaucha que es tan característica y tradicional de la Argentina.

Texto: Carla Spaiger, Línea Sur, Río Negro

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Los  primeros en llegar al continente y nuestra región. ¿Y los tehuelches y mapuches?

  Según lo aseguran historiadores e investigadores, los primeros habitantes del continente ingresaron por el …