Interés oficial en Río Negro por proyecto Messi. Alumnos buscan desarrollar satélite

El proyecto “Messi”, que significa Misión Espacial Satelital Sur Init (inicio) y tiene que como objetivo detectar zonas con riesgo de sufrir incendios forestales, podría ser declarado de interés tecnológico y científico en la provincia de Río Negro si prospera una iniciativa parlamentaria.

El sistema fue creado por cuatro alumnos de cuarto y quinto año del CET  30 de la ciudad de Cipolletti: Francisco González, encargado de la programación de la estación terrestre; Luka Hugon, programación del satélite; Tiziana Bouzon, difusión y marketing, y ValentÍn Sario, diseño del proyecto.

Fueron distinguidos entre más de 900 estudiantes de la provincia. Hace unos días participaron en un proyecto de Cansat y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) en el que tenían que diseñar un satélite.

El proyecto de Cansat fue una convocatoria en la que los estudiantes debían construir una carga útil, cuyo tamaño no supere al de una lata de gaseosa, y lanzarla en un cohete hasta una altitud aproximada de 300 metros.

Cansat es una iniciativa internacional, impulsada por varias agencias espaciales del mundo, entre ellas la NASA de Estados Unidos y la ESA de Europa. Con el fin de acercar la ciencia y la tecnología a estudiantes de colegios secundarios, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) diseñaron la convocatoria a nivel local.

La iniciativa propone a estudiantes construir una carga útil, cuyo tamaño no supere al de una lata de gaseosa y lanzarla en un cohete hasta una altitud aproximada de un kilómetro. De allí tiene su origen el término CAN (lata) y SAT (satélite), por sus siglas en inglés.

El prototipo ganador fue el que diseñaron cuatro alumnos cipoleño y lleva el nombre de “Messi”, que significa Misión Espacial Satelital Sur Init (inicio) y tiene como objetivo detectar zonas con riesgo de sufrir incendios forestales.

Los chicos afirmaron que la propuesta toma más relevancia por el contexto medioambiental actual que vive el planeta: “Vivimos en una zona en la que poseemos una gran cantidad de biomasa que serían las plantas, árboles y bosques que son propensos a incendiarse. Lo que logramos al medir los rayos es conocer la cantidad de biomasa que existe y qué tan propensa es esa zona”.

El satélite no órbita, sino que se eleva hasta 300 metros y de ahí comienza su caída que será efectuada con un paracaídas. En el ascenso y descenso es cuando se realizan las mediciones de temperatura, presión, humedad y rayos UV, además se tomarán fotografías de la biomasa que serán trasmitidas desde la lata a la tierra. A partir de allí se realiza una telemetría de las mediciones, las imágenes de las fotografías se recuperan al recuperar el Cansat que posteriormente será analizado con un software libre.

El proyecto recibió una mención de honor, pero no lograron seguir en la competencia. Ahora los estudiantes buscan dar a conocer la idea y lograr juntar fondos para poder ejecutarlo.

El grupo, que se completa con Valentino Sario y Luka Hugon, tiene ahora el desafío de participar de la Feria de Ciencias de Río Negro que se realizará a partir del 9 de agosto.

El ingenio, la creatividad y pasión con la que se desarrollan estos jóvenes son las que fortalecen el futuro y el orgullo rionegrino, que sin lugar a dudas se merece todo el apoyo necesario para que en nuestra provincia se siga promoviendo la ciencia y la tecnología.

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Viedma: Egresaron enfermeras y técnicos en sistemas, software libre y desarrollo web

Estudiantes de la carrera Licenciatura en Enfermería del CURZA rindieron final y se recibieron de …