Hechos paranormales en casas tenebrosas. Extraños sucesos registrados

 

Son numerosas las informaciones que se han publicado respecto a extraños sucesos registrados en viviendas, a los que no se le ha encontrado razonabilidad y por lo tanto se los adjudican a la presencia o acción de fantasmas.

Recientemente, el diario de Bahía Blanca, “La Nueva Provincia”,  da cuenta de la situación que una familia vive en una casa  alquilada en el barrio Villa Mitre donde advirtieron la  repetición de extraños  sucesos o acontecimientos.

De acuerdo a lo que  declararon los ocupantes de la vivienda al diario, viven atemorizados por los ruidos que escuchan por las noches, principalmente pasos que entre otros lugares ellos los ubican sobre el techo.

Sostuvieron, además, que en ocasiones se animaron y arriesgaron a salir y realizar una inspección, especialmente del techo, donde nada observaron por lo que retornaron al interior de la vivienda y advirtieron que los pasos volvieron a escucharse con nitidez.

Carina y Mario, habitantes de la vivienda, relataron al diario que los ruidos y especialmente los pasos en el pasillo, comenzaban siempre una vez que se  ponía el sol.  Más tarde se escuchaban otros ruidos y en la madrugada pasos y corridas sobre el techo.

Afirmaron, además, que sus hijos llegaron a escuchar ruidos y como si alguien saltara en la habitación y Mario aseguró que una noche al sentir los pasos en el techo ascendió al mismo y  pesar de estar en el lugar continuaba oyendo pasos y corridas pero nada pudo observar.

La persistencia de los ruidos en horas de la madrugada, perturbaba de tal forma a los moradores de la vivienda, al punto de no poder dormir, ni descansar lo suficiente o necesario. Por tal razón, Carina y Mario agobiados por la situación y al no encontrar solución al problema que venían padeciendo, decidieron  abandonar la vivienda.

Posteriormente se enteraron que antes, otras familias ya habían pasado por la misma experiencia y tampoco soportaron vivir en esas condiciones, por lo que también  habían abandonado dicha vivienda.

Buscando información vinculada a hechos similares, encontré numerosas informaciones y publicaciones que hablaban de casas abandonadas, en las que se comentaba que se registraron hechos de la misma naturaleza y por esa razón no había interesados en habitarlas.

Profundizando la investigación sobre este tema, pude enterarme que, coincidentemente en las casas donde se producían situaciones de este tipo se habían registrado hechos violentos, algunos de los cuales culminaron con un asesinato o víctimas fatales a causa de un accidente.

Otras informaciones relacionadas con el tema hablan de fenómenos paranormales ocurridos en distintos lugares con características similares o parecidas.  Entre ellos en un pueblo rural cercano a Bahía Blanca, un matrimonio que habitaba una casa lindera a un establecimiento de productos lácteos ya cerrado, denuncio que del lugar observaron que tiraban piedras al exterior.

La familia sostuvo que ellos revisaron el lugar en distintas oportunidades y nunca vieron a persona alguna.  Pensaron que podrían ser niños jugando, algo que también  descartaron debido  a que nunca encontraron a nadie.

Como la situación continuaba llamaron a la Policía y también a un cura para que bendijera y exorcice el lugar, cosa que concretaron pero con la sorpresa que cuando se retiraban del lugar recibieron una lluvia de cascotazos.

Entre la información obtenida al respecto, figuran relatos de amigos o conocidos, como por ejemplo la que me acercó mi amigo Jorge Benavidez, de Mar del Plata, quien me suministró detalles de lo que le ocurrió a su familia, cuando con sus hermanos decidieron adquirir un departamento para sus padres.

Jorge indicó  que como sus padres estaban ya muy mayores y residían en la vieja casa de la familia en la periferia de la ciudad, donde los hermanos habían nacido y se habían criado. Los tres hermanos  decidieron entonces que los padres se trasladen a un sector más poblado donde se encontrarían más seguros o protegidos.

La intención, comentaron, era evitar a sus padres la incomodidad de movilizarse hasta el centro de la ciudad para efectuar alguna diligencia o compras, y asimismo se sentirían  más cómodos en un edificio horizontal.

Se concretó el traslado y en pocos días estaban instalados en la nueva vivienda, un amplio departamento de dos habitaciones, living, otra dependencia más pequeña, baño, cocina y ante cocina.

Todo era normal en los primeros días, hasta que sobre el fin de semana los padres de mi amigo Jorge, escucharon unos ruidos extraños en la habitación más pequeña, aunque se sobresaltaron ingresaron al cuarto pero al abrir la puerta y encender la luz, los ruidos se acallaron y encontraron todo normal, por loque cerraron y se retiraron a descansar sin que notaran nada que les llamara la atención.

Pasaron varios días donde no advirtieron nada extraño, hasta que una noche ya entrada la madrugada volvieron los ruidos, primero escucharon la caída de un objeto y como si este se hubiera roto.

De inmediato se repetían los golpes de caída de objetos, pasos, insultos, muebles que se movían  o arrastraban, elementos que se destrozaban  al golpear en las paredes y vidrios rotos.

Todo ello daba evidencias claras que se registraba una reyerta o enfrentamiento que se mantuvo durante varios minutos, hasta que oyeron un estampido que interpretaron similar a un disparo de arma de fuego.

Fue ahí entonces cuando, a pesar del temor que los envolvía decidieron ingresar a la sala, pero cuando lo hicieron observaron que todo estaba en calma silencio y cada cosa en su lugar.

Tras una reunión familiar, optaron también por abandonar esa vivienda y buscar otro domicilio para los mayores del grupo, que fueron quienes tuvieron que atravesar la desagradable experiencia.

Una posterior investigación que iniciaron el amigo Jorge y sus hermanos, les posibilito establecer que en dicho departamento hubo una discusión seguida de pelea entre integrantes la familia, que con anterioridad ocupó el lugar.

Texto: Eduardo Reyes, escritor y periodista de Viedma

Las Grutas  –  Río Negro

 

 

 

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Especialista en ortopedia y traumatología operó a dos nenas en el hospital de Viedma

El profesional médico Paul Pereira, junto a un equipo del Hospital, operó exitosamente a dos …