Abusó de la hijastra y nacieron niña y niño. Ahora, está en “prisión preventiva domiciliaria”

 

Un individuo reconoció haber abusado de la hija de su pareja cuando ella era menor de edad en la vivienda que ambos compartían por ser el acusado pareja de la madre de la víctima. Los abusos comenzaron a los 11 años de la menor y se extendieron hasta los 20 y, como consecuencia de los mismos, nacieron una niña y un niño. Se le estableció “prisión preventiva domiciliaria”.

La confesión se produjo en el marco de una audiencia de juicio abreviado parcial en la que el Ministerio Público Fiscal, con la adhesión de la querella, solicitó que sea condenado por esos delitos. La pena se discutirá en una próxima instancia de cesura.

Según la Fiscalía, los hechos ocurrieron entre los años 2002 y 2011 cuando la niña compartía la vivienda con el imputado, pareja de su madre, en la localidad de Ramos Mexia. Los abusos comenzaron a los 11 años de la menor y se extendieron hasta los 20 y, como consecuencia de los mismos, nacieron una niña y un niño.

La calificación legal requerida por la acusación es abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido contra una menor de edad aprovechando la convivencia preexistente con la misma en calidad de delito continuado. A partir de esa calificación se discutirá la pena pretendida por cada una de las partes.

La Fiscalía explicó que la instancia de juicio abreviado parcial fue la elegida por la víctima a quienes se les explicaron todas las opciones judiciales posibles. “Se produjo vasta prueba para llegar a este acuerdo, apoyándonos en la pretensión de la víctima que quiere obtener una sentencia firme lo más pronto posible para que ello posibilite una reconciliación con sus hijos dado que hasta este momento fue privada de ejercer la maternidad”.

En este sentido, detallaron el sustento probatorio compuesto por la denuncia penal, diversas declaraciones tomadas luego de la misma que sostienen su relato, informes de la Oficina de Atención a la Víctima, de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia.

Además, evaluaron tanto el informe psicosocial familiar como aquellos redactados por el equipo interdisciplinario de San Antonio Oeste que daban cuenta de la pretensión de la madre de retomar el vínculo con sus hijos.

La querella adhirió en todo a lo dicho por la Fiscalía. Luego de ello el acusado hizo uso de la palabra y reconoció haber perpetrado los delitos endilgados.

Finalmente, el juez receptó el acuerdo planteado y dispuso, haciendo lugar al pedido de la Fiscalía, de la prisión preventiva domiciliaria con rondines diarios de la Policía y agregó a ello la prohibición de acercamiento a los hijos de la víctima a no menos de 300 metros.

 

FUENTE: MINISTERIO PUBLICO FISCAL / VIEDMA

Foto ilustrativa. No  corresponde al caso presentado

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Buscando razones sobre hechos paranormales en casas, aparecieron indicios, no certezas

  En un artículo publicados días atrás en esta misma página, mencionamos distintas situaciones paranormales …