Abundan las historias sobre comportamientos fieles de perros y otros animales

 

A raíz de escritos, testimonios, relatos, investigaciones y estudios de expertos y especialistas a través del tiempo, se tiene certeza de acciones y actitudes asombrosas que vinculan a perros y otros animales con la fidelidad con sus amos.

Quienes se han dedicado al tema, afirman que el amor que los perros demuestran a sus dueños es incondicional y no conoce límites, de acuerdo a lo que se sostiene desde hace siglos.

Como testimonio inapelable se menciona a libros como la obra “La Odisea y la historia de Argos”, el perro de Ulises quien tras andar 20 años batallando regresó a su pueblo disfrazado para no ser descubierto; sin embargo Argos lo reconoció de inmediato y se afirma que a poco de verlo murió, por lo que se sostiene que Argos lo esperó para entregarse al descanso eterno a los pies de su amo.

Buscando ejemplos de este tipo en el tiempo y la relación del hombre con el perro nos encontramos con un testimonio contundente como la perra Hachico que a principios del siglo veinte acompañaba a su dueño el profesor Eisabur Ueno todas las mañanas hasta la estación de trenes de Tokio.  Una vez que el profesor subía al tren la perra se echaba y se quedaba allí hasta que el profesor llegaba en horas de la tarde.

Según la historia del caso, Eisabur murió un día en su trabajo y la perra Hachico quedó en la estación esperando a su amigo hasta el día de su muerte.  La Universidad de Tokio en honor a la amistad dispuso el año pasado construir una estatua de la perra en la propia estación.

Otro caso parecido ocurrió en Andalucía, España, donde según la crónica el perro Canelo acompañaba todos los días a su amo hasta el Hospital donde debía dializarse y lo aguadaba en la puerta del Centro Sanitario para retornar a su vivienda.  Se   sostiene que  un día algo falló y el paciente falleció, Canelo estuvo doce años aguardando a su dueño en la puerta del hospital hasta que murió también murió allí.

Un caso bastante parecido ocurrió años atrás en el Hospital Dr. Castro Rendón de Neuquén, cuando un vecino de esa ciudad fue llevado al nosocomio por una grave dolencia, hasta donde se traslado también  su perro compañero y se instaló en la puerta del centro de salud.

El hombre no pudo superar el mal y murió, en tanto su mascota se quedó en el ingreso al hospital, donde fue asistido y alimentado por vecinos y personal del lugar durante varios años, hasta que también murió en la puerta de acceso a ese centro, en otra muestra contundente de fidelidad del animal con su amo.

En búsqueda de ejemplos respecto del comportamiento  fiel de animales con sus dueños o amos encontramos numerosos ejemplos, especialmente del perro, aunque existen otras especies que también saben manifestarse y demostrar afecto o agradecimiento hacia sus dueños, como el gato, los conejos, coballos y también animales salvajes.

En relación al perro, podemos destacar además que existen razas que disponen asimismo de una capacidad de aprendizaje notable y por tal razón se convierten en excelentes colaboradores en distintas tareas, como por ejemplo en las rurales, en partidas de caza, en salvatajes, rastreos y búsqueda de personas, investigaciones y muchas otras actividades  que producen indiscutidos beneficios a la ciudadanía.

Existen, por otra parte, incontables relatos y testimonios de trabajos y colaboración respecto a las que los canes son capaces de realizar en ayuda de sus dueños o amos.

A todo esto y con el propósito de reafirmar la fidelidad de los perros, al momento de estar elaborando esta nota me llega la información que tres de estos animales salvaron la vida de un hombre joven que sufrió un accidente en General Roca.

De acuerdo a lo que publica el diario Río Negro, el hombre se accidentó con su moto en horas de la noche y cayó en una acequia, de la que logró salir, obviamente totalmente mojado, y con principio de congelamiento debido a que en ese momento la temperatura ambiente acusaba varios grados bajo cero.

Como prueba de la solidaridad que el perro es capaz de ofrecer al ser humano, tres animales de una chacra vecina advirtieron la situación y evitaron que el joven accidentado se congele, cubriéndolo con sus cuerpos a efecto de darle algo de calor, evitando lo peor.

Este claro ejemplo de fidelidad, nos obliga a recordar situaciones tristes y dolorosas, que se sabe ocurren en el país y la padecen los sectores de menores recursosquienes se encuentran  – como se los identifica ahora – “en situación de calle”, que pernoctan en absoluto desamparo acompañados con sus inseparables y solidarios compañeros que le brindan algo de calor.

Eduardo Reyes, periodista y escritor de Viedma   

30 -05 – 2022

Las Grutas

 

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Buscando razones sobre hechos paranormales en casas, aparecieron indicios, no certezas

  En un artículo publicados días atrás en esta misma página, mencionamos distintas situaciones paranormales …