Juicio por presunta administración fraudulenta: Acusado era encargado de Colegio Médico

 

Comenzó el debate judicial oral y público en contra de un sujeto acusado de varios hechos en perjuicio del Colegio Médico Regional Bariloche, que constituyen el delito de administración fraudulenta como autor de acuerdo a lo normado en los artículos 45 y 173 inciso 7° del Código Penal.

El Ministerio Público Fiscal le atribuye los hechos ocurridos en esa ciudad entre el 24 de noviembre de 2017 (fecha de la primera transferencia de dinero) y el 25 de julio de 2019 (cuando se realizó el último traspaso de fondos). En esas circunstancias, el acusado en su rol de encargado administrativo del Colegio Médico Regional Bariloche y también del cuidado de los intereses patrimoniales, violó los deberes a su cargo, con la finalidad de obtener y/o procurar para sí un provecho económico.

Concretamente, se le adjudica que aprovechándose del cargo que ostentaba, ordenara a un empleado administrativo le transfiriera en 15 oportunidades a su cuenta personal y a su nombre, desde el Colegio Médico las sumas totales de $ 468.000 pesos. Luego, repitió la acción con otro empleado administrativo que haga lo propio a su cuenta personal desde el mismo origen la suma total de $50.000 pesos.

Todo ello sin contar con autorización de la comisión directiva ni documentación respaldatoria alguna, ello a fin de disponer del dinero indicado, con el pleno desconocimiento de las autoridades del Colegio Médico.

El fiscal del caso, al momento de alegar en la apertura del juicio, entre otros argumentos, manifestó que “el acusado no puede acreditar de modo legal la razón por la cual pidió la realización de 16 transferencias. No es un complot de médicos y empleados para perjudicarlos, como plantea la defensa. Vamos a demostrar con las evidencias la autoría, la responsabilidad penal del acusado en la comisión de los hechos”.

El abogado por la querella adhirió a la teoría del caso que sostiene la fiscalía. Hizo hincapié en la pericia contable que analizó los informes bancarios que dan cuenta de la ausencia de documentación presentada que avale las transferencias, entre otros conceptos.

A su turno, uno de los abogados de la defensa particular del acusado expresó que “se va a rebatir la acusación de la fiscalía. Hay pautas claras de que se trató de un préstamo, no es un caso defraudatorio. Estos eran unos más de los tantos préstamos que sacó a lo largo de su carrera”. “Era algo común que se repetía en el tiempo e hizo referencia a la informalidad del mecanismo de entrega de los créditos”.

Luego de un cuarto intermedio brindaron declaración los primeros testigos por la Fiscalía, miembros de la comisión directiva del Colegio Médico al momento de los hechos.

 

Fuente: Ministerio Público Fiscal de Bariloche

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

La Trochita volvió a unir  Río Negro y Chubut

Se trata de una salida promocional que realizó la legendaria formación chubutense, partiendo desde la …