Un capo narco bahiense fue condenado a 17 años en prisión. Tenía sentencia por robo en Viedma

Se trata del sujeto al que, hace tres años, le secuestraron más de 1,5 millones de dólares en efectivo ocultos en el altillo de una cabaña en Monte Hermoso. Hubo otros cuatro condenados.

Walter Oscar Ledesma, considerado uno de los capo-narco de Bahía Blanca y la región, incluso Viedma en los últimos años, fue condenado a la pena unificada de 17 años de prisión. Se trata de 12 años por los delitos que venía siendo juzgado, que se suman a una condena anterior que no había cumplido. Se le impuso tres años de prisión en suspenso, por un robo en poblado y en banda cometido en Viedma.

El fallo fue dictado por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Bahía Blanca, integrado por los jueces Sebastián Foglia, Ernesto Sebastián y Pablo Díaz Lacava, luego de un extenso juicio que se había iniciado el 1 de junio y se realizó mediante modalidad mixta (presencial y a distancia).

En el marco del mismo debate fueron condenados otros supuestos integrantes de la banda de Ledesma. A dos, la Justicia no los relacionó con la comercialización de drogas, sino con la tenencia ilegal de armas.

Finalmente, se conoció la parte resolutiva de la sentencia, mientras que los fundamentos se darán a difusión el 15 de noviembre, según informó el doctor Foglia, a cargo de la lectura vía Zoom.

Ledesma, quien el martes cumplió 45 años,  se entregó el 1 de noviembre de 2018, luego de allanamientos en la ciudad de Bahía Blanca y Monte Hermoso en los que se secuestraron 1,6 millones de dólares, 5 mil euros, drogas, armas, autos y camionetas y otros bienes.

Los investigadores creen que, al menos una vez por mes, el narco viajaba a Buenos Aires o al Conurbano, donde se reunía con los mayoristas y regresaba a Bahía con 10 kilos o más de cocaína de máxima pureza, que pagaba por 200 mil pesos y vendía -estirada- a 750 mil.

Ledesma, apodado por algunos como “El hombre” o “El maestro”, habría logrado montar una industria del narcotráfico y, si bien es difícil de calcular, se estima que sus ganancias mensuales no bajaban de los 6 millones de pesos y que parte de ese dinero pudo ser invertido en múltiples propiedades y vehículos.

El fiscal Gabriel González da Silva, en los alegatos realizados en septiembre, había pedido 16 años de prisión para el principal procesado, como “organizador de acciones de tráfico de estupefacientes en la modalidad de comercio, agravado por la intervención organizada de tres o más personas”. También lo acusó de “acopio de armas de fuego” y por la “tenencia ilegal de un arma de guerra”.

Su reclamo final había sido de una pena única de 22 años, ya que sobre Ledesma pesaba una condena firme, a 7 años de cárcel, que no había completado. En ese caso fue por el secuestro de casi 8 kilos de cocaína y más de 300 mil pesos en distintos allanamientos.

A  Ledesma y a otro individuo, a su vez, los vincularon con el secuestro de una camioneta Ford Ranger, abandonada con 7 kilos de cocaína, 2 kilos de marihuana, más de 40 kilos de precursores químicos, 25 armas cortas y largas y más de 600 municiones en la cochera de Villarino 450.

Fuente: La Nueva, Bahía Blanca, 19 de octubre de 2021

Nota publicada el 24 de mayo de 2018

Robó en Viedma, fue condenado por narcotráfico en Bahía y ahora está en playas del Caribe

Walter Ledesma fue condenado el año pasado por comercializar drogas, pero como el fallo no está firme sigue en libertad. Y se muestra en el exterior.

Para algunos, Walter Oscar Ledesma es un delincuente que a los 41 años tiene en su “fojas” dos condenas, la más reciente por vender drogas en Bahía Blanca.

Para otros, “vive la buena vida”.

¿Por qué? Porque hoy disfruta de su libertad en las playas del Caribe, según se encarga de difundir a través de las redes sociales, sin ninguna reserva.

Ledesma es el mismo que hace dos semanas chocó su camioneta Volkwagen Amarok, último modelo, contra una columna de hierro en Yrigoyen al 700 y sufrió algunas heridas, que son leves porque le permiten practicar surf y otros deportes acuáticos.

También es el que espera un fallo de la Cámara Federal de Casación, para saber si queda firme la condena, a 7 años de cárcel, que en junio de 2017 le impuso el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Bahía Blanca, por comercio de estupefacientes.

En ese fallo se hizo constar, como agravante, una condena anterior, a tres años de prisión en suspenso, por un robo en poblado y en banda cometido en Viedma.

Sin embargo, Ledesma llegó al último juicio en libertad –después de haber estado apenas unos meses preso en Villa Floresta–, porque para la justicia no iba a entorpecer la investigación ni existía peligro de fuga, aunque está a la vista que tiene los recursos necesarios para hacerlo si así quisiera.

Siempre se presentó como un comerciante dedicado a la venta de autos. No obstante, muchos creen que es una “pantalla”.

“Teníamos conocimiento de que vendía automóviles, aunque era una actividad en negro para amparar su verdadera ocupación”, reconocía un alto jefe policial luego de los allanamientos antidrogas, que tuvieron lugar en 2010.

Hoy, con la posibilidad latente de volver a prisión, no pierde el tiempo y disfruta del aire centroamericano.

Es cierto que no tenía restricciones para viajar al exterior y que lo hizo en un marco legal, aunque la “ostentación” que deja entrever la foto termina por indignar a quienes respetan a rajatablas los caminos de la ley.

TEXTO de esta nota: LA NUEVA DE BAHÍA BLANCA

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Empresa radicada en Río Negro ya incorporó 400 empleados y necesita 200 más

  La empresa NRG Argentina, que inaugura una planta de procesamiento de arenas en Allen, incorporó …