Se jubiló y volvió voluntaria para ayudar en vacunación contra el Covid-19 en Río Negro

 

La historia de María Elena Massa es una de muchas en Río Negro de personas que se jubilaron momentos antes y en plena pandemia, pero lejos de pensar en descansar volvieron y están ayudando en la batalla contra el Covid-19.

Antes de jubilarse, María Elena, Licenciada en Enfermería, le prometió a la jefa de vacunación que, pese a estar sin actividad, cuando llegara la vacuna contra el Covid-19 volvería para estar en la primera línea de vacunación de Cinco Saltos y la región.

“Cuando comenzó la campaña de vacunación, no dudé en ofrecerme para acompañar, para ayudar y dar una mano, porque sé que la vacuna es la única que nos puede salvar de la pandemia”, relató María Elena, quien agregó que le prometió a Chavela, jefa de Vacunación, que ni bien esté inoculada volvería para ayudar: “Apenas me vacuné fui al vacunatorio para ayudar”, dijo.

Sostuvo que al finalizar las jornadas de inoculación, llega a su casa muy cansada porque nunca había vacunado a tantas personas en su vida, ni siquiera en sus épocas de enfermera inoculando en Cinco Saltos y la región.

Además, en esta ambigüedad entre la felicidad por vacunar a personas y el cansancio por el trabajo, María Elena sostiene: “Me pongo feliz de vacunar, porque mi tiempo no está perdido y de alguna forma estamos combatiendo al coronavirus que vino a alterarnos la vida” y agregó que finaliza sus días cansada, pero feliz.

Fuente: Prensa Casa de Río Negro

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

El fantasma sin cabeza. “Un tenebroso personaje que cobra vida para participar en hechos”

  Son abundantes las leyendas que hablan sobre la presencia de fantasmas, como también sobre …