Viedma: 4 años de prisión para mujer por homicidio culposo. R. Colorado: Un desobediente

 

El Ministerio Público Fiscal de Viedma solicitó la pena de cuatro años de prisión efectiva para una mujer, de 19 años, acusada de los delitos de homicidio culposo agravado por la conducción vehicular inhabilitada, hurto agravado por la participación de un menor de edad y daño agravado. En la audiencia de procedimiento abreviado, la mujer reconoció haber sido quien participó en los hechos en los que perdió la vida Juan Fredy López Flores, el 28 de noviembre pasado.

En esa oportunidad, relató la acusación representada por la fiscal Paula de Luque, la mujer desapoderó a la víctima de su camioneta de la cual, instantes después, sustrajo distintos elementos. Los hechos se produjeron en la calle Guido al 1300, cuando la imputada se encontraba al mando del vehículo cuya marcha inició de manera brusca provocando la caída del hombre que se encontraba parado en el exterior del mismo. Ello le causó un golpe que provocó su muerte el 2 de diciembre.

Algunos días después, la mujer -que se encontraba cumpliendo una medida cautelar de prisión domiciliaria con un dispositivo de control- lo rompió inutilizando el aparato, delito que también le fue endilgado.

En una exhaustiva exposición, la fiscal detalló una quincena de puntos como sustento probatorio que le permitió reconstruir las circunstancias de los hechos. Destacó en ese marco las actas de procedimiento policial, la declaración de los vecinos que encontraron el cuerpo del hombre y dieron aviso a la Policía y de la médica de ambulancia que constata las lesiones.

Agregó que cuenta con la declaración del hijo de la víctima que fue quien encontró los mensajes cruzados de su padre con la imputada que pactaban un encuentro y los informes de OITEL sobre seis teléfonos secuestrados en diversos allanamientos.

Mencionó también la historia clínica de la víctima que da cuenta de los golpes que sufrió la víctima y los resultados de los trabajos de pesquisa realizado por el Cuerpo de Investigación Judicial.

De Luque enfatizó en la importancia del testimonio de un hombre que corroboró detalles que ya constituían pruebas y en los resultados del trabajo del Gabinete de Criminalística que fueron complementados por lo realizado por el área científica de la Procuración General.

Destacó como importantes otras declaraciones testimoniales de dos hombres que presenciaron el hecho y fueron llamados por la defensa a pedido de la imputada, pudiendo acreditar que la mujer – a quien identificaron- se encontraba al volante de la camioneta con las balizas prendidas y, por problemas previos que mantenían con ella, le pidieron a los gritos que se vaya. Luego, la vieron hacerlo, dejando al otro lado de la calle al hombre tirado sin poder precisar que había sucedido.

Al momento de requerir la pena la fiscal enfatizó en que no existió acción de violencia de la imputada para con la víctima.

“La joven no tuvo conocimiento ni intención de causar la muerte del hombre. Tampoco existe certeza de cómo se produjo el golpe en la cabeza, no hubo robo por lo que no puede haber robo seguido de muerte, pero sí hubo una muerte que fue consecuencia de un imprudencia desarrollada por la imputada”, agregó.

Enfatizó en la corta edad de la imputada (de 19 años al momento de los hechos), y la situación de vulnerabilidad (sola con hija pequeña y hermana menor de edad, de noche, tomando alcohol), considerando como favorable el arrepentimiento manifestado por ella quien en la audiencia relató lo que había sucedido y reconoció haber cometido el hecho, aceptando con ello la calificación legal y la pena prevista. Además, pidió perdón a la familia de la víctima que acompañó el pedido de la fiscal.

Minutos antes de la audiencia se había requerido el sobreseimiento de la adolescente que acompañaba a su hermana mayor al momento de los hechos. Otro hombre, pareja de esta última, ya fue condenado por su participación en los hechos posteriores. La defensa oficial de la mujer estuvo ejercida por Marta Ghianni y Adrián Zimmermann y el juez es Marcelo Álvarez.

FUENTE:MINISTERIO PUBLICO FISCAL / VIEDMA

Después de violar prohibición de acercamiento recibió condena

El Ministerio Público Fiscal de Río Colorado, en una audiencia multipropósito, formuló cargos a un sujeto de 42 años por los delitos de desobediencia a una orden judicial y lesiones leves por un hecho ocurrido el pasado sábado en Río Colorado.

Además, en consonancia con la Defensa Pública que asistió al imputado, se propuso la aplicación de un procedimiento con acuerdo pleno a una pena de seis meses de cumplimiento condicional.

Durante la audiencia el acusado reconoció el hecho, aceptó la pena y la calificación legal, mientras que la víctima prestó conformidad con la condena y las pautas de conducta aplicadas.

De esta manera, tras conocerse la resolución del juez de Garantías interviniente, el hombre se encuentra cumpliendo la condena de ejecución condicional.

Los hechos ocurrieron en Rio Colorado, el 8 de mayo de este año, alrededor de las 5 de la tarde, cuando el imputado se presentó en la casa de su ex pareja con quien tenía vigente una prohibición de acercamiento por 200 metros y tampoco podía ejercer actos de violencia. “Ambas cuestiones fueron violadas ya que además golpeó a la mujer víctima y dichas lesiones fueron calificadas como leves”, explicó el representante fiscal.

 

FUENTE: MINISTERIO PÚBLICO FISCAL / RIO COLORADO

 

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Concurso externo en Justicia de Río Negro: asistente social en fuero de Familia de Cipolletti

  El Poder Judicial de Río Negro habilita la inscripción para el concurso externo de …