Cuatro alumnos de Ingeniería en Bahía ganaron premio nacional. Uno es de Río Negro

 

Cuatro estudiantes de la carrera de Ingeniería Electrónica, que dicta la Facultad Regional Bahía Blanca de la UTN, se adjudicaron uno de los cuatro premios que otorga el programa “Proyecto Joven” que organiza la Fundación Pampa y del que tomaron parte 19 proyectos de todo el país.

El programa reconoce proyectos innovadores creados por equipos de becarios y becarias enfocados en energías, innovación tecnológica, sustentabilidad y desarrollo humano.

Las ideas seleccionadas fueron evaluados por una amplia representación de expertos de universidades de todo el país y por organizaciones destacadas en innovación, emprendedorismo y desarrollo sostenible.

Nicolás Valenzuela (Villa Regina), Nahuel Martino (Bahía Blanca), Franco Cippitelli (Bahía Blanca) y Diego Álvarez (Médanos) se unieron para desarrollar “Datalogger Analizador Trifásico”, una solución para medir la eficiencia energética.

“Para este concurso adaptamos un proyecto que realizamos con Nahuel para presentar como trabajo final de la carrera. Y sumamos a Franco y a Diego para mejorar algunas cuestiones puntuales”, explicó Nicolás Valenzuela, quien es becario, al igual que Álvarez, de Pampa Energía, uno de los requisitos del programa “Proyecto Joven”.

Nicolás se encargó de la base de datos, Nahuel participó de la confección del sistema de comunicación integral, Diego se ocupó del modelo de negocio y Franco profundizó las áreas de investigación y difusión del funcionamiento.

 “Básicamente, es un dispositivo que va colocado en los transformadores de energía de media tensión, con el que se se genera una red de datos con información puntual para que sea utilizada por la empresa de distribución”, explicó Diego Álvarez, quien, con solo 25 años, está a punto de culminar su carrera y realizar una beca de capacitación en Alemania cuando la pandemia lo permita.

El dispositivo recolecta información en tiempo real, reemplazando a los medidores manuales que actualmente utilizan varias cooperativas eléctricas y que brinda información segmentada e incompleta, y conforma un historial, en el que se pueden comparar datos de años anteriores.

“Brindaría datos para explicar, por ejemplo, porqué se cae el servicio de energía durante el verano, analizando información en tiempo real. Puede medir tensión y potencia, lo que permite solucionar cuestiones puntuales o bien proyectar mejoras en el servicio”, agregó Nicolás, de 29 años.

“Esa información es recolectada para un centro de información. Con esos datos se podría saber cuándo está por saturarse una red, si es necesario agrandar una red eléctrica o bien rediseñar el tendido eléctrico”, añadió Diego.

Al ser modular, el proyecto se puede realizar en escala.

“Se puede emplear en un solo transformador y luego sumar otros a esa red, sin límite alguno”, señaló Nicolás.

“No es un dispositivo costoso. Lo más caro son las antenas, que transmiten información desde lugares distantes, y por eso estamos buscando variantes para reemplazarlas”, opinó Diego.

“También permitiría comprobar si existieron picos de tensión que pudieran quemar distintos equipos de los hogares. En ese sentido, sólo se tendría que homologar el dispositivo para que pueda ser utilizado como prueba en caso de que alguna persona realice una queja por ese motivo”, agregó Nicolás.

El espíritu de “Proyecto Joven” es acompañar a los becarios que están cursando el último tramo de sus carreras de grado con una propuesta innovadora que les permita consolidar el acompañamiento y las capacidades que les brindó el programa de becas durante al menos tres años.

“Más que el premio, lo importante es el reconocimiento y la experiencia que adquirimos para desarrollar el proyecto”, cerró Nicolás.

El programa

El programa acercó capacitación, acompañamiento y mentoría, y desarrollo de habilidades sociales y emocionales, a través de una metodología de convocatoria que impulsó la formulación de ideas innovadoras, la investigación y el desarrollo de proyectos. Proyecto Joven se destacó en brindar formación con eje en innovación, liderazgo colaborativo, modelo de negocios, pitch y comunicación de proyectos.

Los 42 becarios que iniciaron Proyecto Joven en junio 2020 sumaron a sus equipos a 41 estudiantes y docentes. De los 19 proyectos presentados, 4 recibirán un capital semilla y acompañamiento durante 2021 que les permitirá avanzar en el desarrollo y la concreción de las ideas, en Buenos Aires, Gran Buenos Aires, Bahía Blanca y en las provincias de Mendoza, Neuquén y Salta.

Participaron del proceso tutores y mentores externos e internos de Pampa Energía, capacitadores, y referentes de organizaciones líderes en los temas vinculados al proyecto como Mayma, Socialab y Kolibri.

Texto: Pablo Andrés Alvarez / palvarez@lanueva.com

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Lunes 14: Vuelven a presencialidad 22 escuelas de niveles inicial, primario y especial

  A partir del  lunes14 volverán a la presencialidad escuelas de los niveles inicial, primario …