Justicia y un violento hecho por parte de 5 jóvenes. Seguirá detenido por intentar matar a médico

 

El 27 de marzo, entre las 17:00 y las 21:00, en el interior de la habitación N° 1.215 del Hotel Pioneros Villa Huinid, de la ciudad de San Carlos de Bariloche, tres mayores y dos menores de edad, en convergencia intencional y acuerdo de voluntades, en tanto uno de los menores hacía de campana en el pasillo del hotel, tocaron la puerta e ingresaron por la fuerza y mediante engaño al interior de la misma. Luego, habrían agredido físicamente a la víctima, mediante golpe de puño hasta lograr desmayarlo.

Después, lo arrojaron por la ventana de la habitación donde se hospedaban, en el segundo piso del hotel, hacia el patio interno exterior del mismo.

“Todo ello con claras intenciones de darle muerte y no pudiendo lograr su cometido por circunstancias ajenas a su voluntad. Como resultado de todo lo aquí relatado, el joven que resultó víctima, presentó lesiones de carácter grave”. De esta manera, el Ministerio Público Fiscal de Bariloche detalló ayer el hecho en un comunicado oficial.

Luego de un cuarto intermedio dispuesto el viernes pasado y resolver la cuestión de la competencia territorial planteada por la defensa penal juvenil, se formularon cargos a “tres jóvenes y dos menores de edad acusados de cometer un hecho, que constituye el delito de homicidio en grado de tentativa agravado”.

En un primer momento, el juez de Garantías interviniente rechazó dicho planteo entendiendo que “no admito motivos para apartarme de la competencia territorial”. Rechazó en consecuencia el planteo del defensor de menores y dispuso avanzar en la formulación de cargos.

El Ministerio Público Fiscal les atribuye lo sucedido el día 27 de marzo, entre las 17:00 y las 21:00 horas, en el interior de la habitación N° 1215 del Hotel Pioneros Villa Huinid de la ciudad de San Carlos de Bariloche.

Según la acusación, los tres jóvenes junto a los dos menores de edad en convergencia intencional y acuerdo de voluntades, en tanto uno de los menores hacía de campana en el pasillo del hotel, tocaron la puerta e ingresaron por la fuerza y mediante engaño al interior de la misma. Luego habrían agredido físicamente a la víctima, mediante golpes de puño hasta lograr desmayarlo. Para luego arrojarlo por la ventana de la habitación donde se hospedaban, en el segundo piso del Hotel, hacia el patio interno exterior del mismo.

Todo ello con claras intenciones de darle muerte y no pudiendo lograr su cometido por circunstancias ajenas a su voluntad. Como resultado de todo lo aquí relatado, el joven que resultó víctima, presentó lesiones de carácter grave.

Describió la fiscal subrogante junto al fiscal adjunto la evidencia colectada en el legajo, entre los que constan acta de procedimiento policial, certificado médico, material fílmico del sistema de cámaras del hotel, testimoniales, copia de suscriptores representantes del contingente de UPGRADE, informe preliminar del Gabinete de Criminalística de la Policía de Rio Negro y el informe preliminar del Cuerpo Médico Forense, que da cuenta por las lesiones recibidas previamente y aquellas producto de la caída.

El abogado por la querella, sólo en el caso de los tres jóvenes, adhirió en todos los términos al planteo de la Fiscalía.

Uno de los jóvenes, representados por la defensa pública penal, brindó su versión de los hechos de lo sucedido en ese momento y en días previos. “El saltó solo, nadie lo tocó, nadie lo golpeó”, manifestó al tiempo que hacía referencia a las imágenes analizadas. Hizo mención el joven en su relato a la situación de que la víctima se encontraba aislado en su cuarto por eventos anteriores y que se había dispuesto su expulsión del grupo.

El defensor penal no formuló objeciones a la formulación de cargos ni al plazo, en cambio se manifestó en desacuerdo con la calificación legal, entendiendo que los hechos relatados debían ser encuadrados en el delito de violación de domicilio.

El defensor penal juvenil a su turno, de igual modo, no rechazó de manera alguna la formulación de cargos ni el plazo, adelantando que trabajarán sobre otra teoría del caso e instó el sobreseimiento de sus defendidos.

El planteo fue rechazado por la representante del Ministerio Público Fiscal por considerarlo prematuro e infundado.

El magistrado interviniente tuvo por formulados los cargos con la calificación legal que trajo la fiscalía, esto es homicidio agravado en grado de tentativa, como coautores de acuerdo a lo normado en los artículos 80 inciso 6, 41 quáter en función del artículo 45,  y 42 del Código Penal.

Otorgó a las partes cuatro meses para llevar adelante la investigación en función de las diferentes hipótesis que se presentan y rechazó por prematuro el sobreseimiento postulado por la defensa penal juvenil.

Además, impuso medidas cautelares como restricción para salir del país, más allá de la situación general de pandemia que así lo impide y requiere de tramitaciones excepcionales, fijar domicilio y en caso de modificarlo informar a la Oficina Judicial. Por último, prohibición de contacto y acercamiento por cualquier medio ni por terceras personas a la víctima o a testigos, tal lo solicitado por la Fiscalía.

Fuente: Ministerio Público Fiscal

Continuará detenido el acusado de intentar matar a un médico del hospital

El joven acusado del ataque a un médico del hospital de Campo Grande continuará detenido en prisión preventiva al menos tres meses más. En ese plazo se pretende terminar el control de acusación y avanzar la realización del juicio.

El lunes, la Fiscalía solicitó la prórroga de la prisión preventiva entendiendo que subsistía el riesgo procesal del entorpecimiento de la investigación que oportunamente motivó el encarcelamiento cautelar. Según indicaron los representantes del Ministerio Público es necesario mantener la tranquilidad de los testigos de cara al debate oral y público que tendría lugar en los próximos meses.

Por otro lado, se avanzó en el control de la acusación que culminaría en una segunda audiencia a realizarse a la brevedad.

El hecho investigado sucedió el 15 de octubre de 2020 alrededor de las 00:33 cuando la víctima se encontraba ingresando al hospital de la ciudad junto con una enfermera y el chofer de la ambulancia en la que había realizado el traslado de un paciente.

En esas circunstancias, el acusado se habría presentado sorpresivamente y aprovechándose de la indefensión del hombre le habría efectuado tres disparo contra el médico con la intención de quitarle la vida. Uno de los proyectiles impactó en el rostro de la víctima, mientras que los restantes lo hicieron en el brazo y en el tórax.

Todo lo anterior tendría como motivación el reclamo por la atención de un familiar político del agresor que falleció después de haber sido diagnosticado como Covid-19 positivo.

La calificación legal del caso es homicidio calificado por ser cometido con un arma de fuego y con alevosía en grado de tentativa.

Los avances en esta etapa fueron de importancia ya que además del hecho y la calificación legal, las partes expusieron sus teorías del caso y la fiscalía ofreció la mayor parte de los testigos que citará al juicio.

La defensa adelantó que discutirá por un lado la autoría, sosteniendo que el acusado no es el autor de los disparos y por el otro, el agravante de la alevosía respecto de la tentativa de homicidio.

A partir de lo anterior, se pactaron distintas convenciones probatorias, es decir, hechos que fueron dados por probados sin necesidad de producir esas pruebas en el debate lo que permitió reducir la lista de testigos.

 

FUENTE: MINISTERIO PÚBLICO FISCAL / CAMPO GRANDE

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Una foto que conmueve. Así protegen en Córdoba a los pájaros carpinteros

  La noticia, feliz por cierto, dice que “en Ucacha, Córdoba, cambiaron postes de luz …