Inicio Destacados Sobre la ruta nacional 23. Un viejo anhelo de los pobladores de la Línea Sur

Sobre la ruta nacional 23. Un viejo anhelo de los pobladores de la Línea Sur

Siempre se ha dicho que obras son amores. Y en gran parte es cierto y más cuando se trata de grandes obras.

La casi segura finalización de la ruta nacional 23 es una de ellas. Ha sido el viejo anhelo de los pobladores de aquella sufrida Línea Sur.

Muchas bregas de la dirigencia regional paulatinamente fueron dando sus frutos y lo que hasta no hace pocos años era una “utopía” hoy es una evidente realidad.

Se acabaron aquellos tiempos cuando la 23 era toda de ripio. Grandes distancias que requerían un enorme sacrificio de los pobladores que se desplazaban por ella. Hoy todo es diferente. La pavimentación trajo sin duda mucho progreso a todas las localidades y una integración con el resto de las ciudades de nuestra provincia.

Hoy el turismo ya es una realidad palpable. La ruta pavimentada le ha cambiado la vida a la gente, desde los traslados sanitarios hasta para hacer sencillos trámites.

Es cierto que aún faltan algunos kilómetros para su finalización pero estratégicamente será de una importancia superlativa en el marco del Corredor Binacional Nor Patagónico. Nuevos tiempos se avecinan para los que se debe estar preparado, brindando mejores servicios, con capacitaciones permanentes, con la colocación de una balanza para que no se deteriore, con la reconstrucción del puente sobre el arroyo a la altura del paraje Nahuel Niyeu. ¡Y el sueño se habrá cumplido!

Uno recuerda los viajes y los reclamos. Todo el gran esfuerzo de la dirigencia en su conjunto que ahora si podrá descansar con la conciencia tranquila de haber aportado tiempo, dinero y esfuerzo para su concreción.

Un amarillento volante del año 2004 promocionaba la “Caravana del asfalto” que con la frase “Luchemos juntos por el asfalto de la Ruta N 23”. Recuerdo la magnitud de la misma y la esperanza que teníamos en aquellos años. Pueblos, dirigencia y autoridades luchando juntos por un gran objetivo común.

Siempre se dice que hay frases que parecieran escritas para determinadas ocasiones. Una de ellas, de autor anónimo dice:

“LAS GRANDES OBRAS LAS SUEÑAN LOS GENIOS LOCOS, LAS EJECUTAN LOS LUCHADORES NATOS, LAS DISFRUTAN LOS FELICES CUERDOS Y LAS CRITICAN LOS INÚTILES CRÓNICOS”.

Jorge Castañeda

Escritor – Valcheta

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Línea Sur: Laguna Blanca con electricidad 24 horas. Avanza obra de cloacas en Pilcaniyeu

  Por la instalación de nuevas pantallas solares y una remodelación de los molinos de …