Inicio Destacados En sociedad con empresa rionegrina, Arabia Saudita termina construcción de un reactor nuclear pacífico

En sociedad con empresa rionegrina, Arabia Saudita termina construcción de un reactor nuclear pacífico

Una serie de fotos satelitales revelaron que Arabia Saudita está en la etapa final de la construcción de un reactor nuclear de investigación de baja potencia (LPRR por las siglas en inglés). El proyecto está a cargo de la empresa Invania, formada en 2015 producto de una alianza entre la empresa estatal rionegrina especializada en energía atómica Investigaciones Aplicadas (INVAP), de Bariloche, y la compañía estatal saudí de innovación tecnológica Taqnia.

El acuerdo para la construcción del reactor nuclear de investigación empezó a gestarse en 2011; en 2013 se firmó el Acuerdo de Cooperación en los Usos Pacíficos de la Energía Nuclear que Argentina y Arabia Saudita; en 2015 se creó la empresa que llevaría adelante el proyecto y en 2016 la vicepresidente Gabriela Michetti viajó a la región para, entre otras cosas, ratificar el acuerdo entre los dos países.

Según el CEO y gerente general de INVAP, Héctor Otheguy, la venta del reactor a Arabia Saudita implicó un ingreso de alrededor de USD 40 millones para la empresa estatal, no solo por el proyecto de construcción, sino también por los programas de capacitación y entrenamientos para los trabajadores saudíes.

“Arabia Saudita tiene un ambicioso plan nuclear para diversificar su matriz energética. Tienen mucho petróleo, pero se va a acabar en el futuro. Por eso pusieron en marcha este programa en el que interviene INVAP y otros, porque obviamente no van a plantear generación hidráulica en ese país“, explicó Otheguy en declaraciones al sitio Económicas Bariloche en mayo del año pasado.

Justamente esa diversificación de la matriz energética de Arabia Saudita, y su avance hacia la energía atómica, genera preocupación en ciertos países, sobre todo luego de que el año pasado, el príncipe heredero Mohammed Bin Salman (quien está a cargo del reino) asegurara que su país buscará construir una bomba nuclear si su vecino y principal rival Irán hace lo propio.

Por eso no es casualidad que en julio de 2018, la Agencia Internacional de la Energía Atómica (IAEA por sus siglas en inglés) enviara a Arabia Saudita una misión de expertospara analizar la infraestructura y el desarrollo del programa de energía nuclear.

En un informe, los técnicos de la IAEA realizaron una serie de sugerencias y recomendaciones e instaron al reino de Arabia Saudita a permitir revisiones regulares sobre el progreso del proEsta incursión del país árabe hacia la energía nuclear despertó las sospechas del bloque demócrata en la Casa de Representantes en el Congreso de los Estados Unidos. Los legisladores están investigando lo que consideran una profundización de la transferencia de tecnología nuclear a Arabia Saudita.

Sin embargo, en un comunicado, el ministro de Energía saudí Khalid A. Al-Falih aseguró que el objetivo del reactor es “realizar pacíficamente actividades de investigación, educación y entrenamiento de acuerdo a los acuerdos internacionales”. El punto de controversia está relacionado con que Arabia Saudita suscribe al protocolo conocido como de Pequeñas Cantidades de la IAEA, pero el reino todavía no adoptó las reglas y procedimientos que le permitiría ser sujeto a los controles necesarios una vez que el reactor esté terminado y Arabia Saudita empiece a demandar uranio para hacer funcionar el proyecto.

En ese sentido, el enviado argentino ante la IAEA Rafael Mariano Grossi, aseguró que “Arabia Saudita deberá someterse a un acuerdo completo de salvaguardas integralescon acuerdos antes de que la unidad reciba combustible”. “El combustible no se les va a proveer hasta que haya acuerdos de salvaguardas fuertes. Una vez que empiecen a necesitar combustible, tienen que estar establecidos”.

El objetivo principal de la IAEA es que en el marco de su plan de construir una serie de plantas de energía nuclear, Arabia Saudita use los materiales solo para la generación de energía y no para otros fines. Cada uno de estos reactores (planean construir seis) apunta a generar 3.2 gigawatts de energía atómica en 2013.

Fuente: Infobae

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Dos personas graves por un siniestro vial a pocos kilómetros de la ciudad de Río Colorado

Dos personas están graves y otras recibieron heridas de distintas consideración en un siniestro vial …