Investigan venta de puma por red social para cotos de caza desde Villarino, cerca de Patagones y Viedma

Un usuario de Facebook, posiblemente domiciliado en Villarino, distrito bonaerense situado a poco más de 150 kilómetros de Carmen de Patagones y Viedma, está siendo investigado por ofrecer a la venta un puma hembra con el fin de abastecer cotos de caza.

La causa, por presunta infracción a la Ley 22.421, tendrá que ser instruida por el Juzgado de Garantías Nº 3 de Bahía Blanca, a cargo de la doctora Susana Calcinelli, luego que la Corte Suprema de Justicia de la Nación resolviera en ese sentido, al trabarse una cuestión de competencia con el Juzgado Federal Nº 1, también de esa ciudad bonaerense.

“Calcinelli creía que tenía que intervenir su colega Walter López Da Silva, ante la posibilidad de una maniobra interjurisdiccional y porque, de hecho, la compra-venta podría tener por destino Uruguay, según comentarios entre vendedor y un potencial comprador”, publicó el diario bahiense La Nueva.

“El juez federal rechazó esa postura al entender que era prematura la hipótesis y que por el momento no se había afectado ningún interés federal y no había indicios de venta o transporte más allá de los límites bonaerenses”.

Hace algunos días, la Corte -votos de Carlos Fernando Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Luis Lorenzetti- adhirió al dictamen del procurador de la Nación, Eduardo Casal, y ordenó que Calcinelli continúe con la causa”.

El caso se conoció el año pasado, cuando dos correos electrónicos, uno de un particular y otro del director del Centro para el Estudio y Manejo de los Predadores de Argentina (CEMPA), llegaron a la Unidad Fiscal de Investigación en Materia Ambiental en Buenos Aires.

Al ser supuestamente de Villarino el usuario de Facebook denunciado, el caso se giró a Bahía Blanca.

Según la denuncia, el oferente aseguraba para ese entonces que el puma se encontraba en un campo de Bahía. De todas maneras, por el momento no se sabe dónde habría sido capturado, si en la actualidad permanece en cautiverio o si fue vendido.

El caso estipula una infracción a los artículos 25 y 27 de la ley 22.421 (conservación de la fauna), que prevén penas de hasta dos años de prisión por ese tipo de prácticas.

Según el CEMPA, hace casi 20 años, con una relación favorable del peso con el dólar y el euro, la actividad cinegética, como otras turísticas, evidenciaron un súbito incremento. Numerosos fueron los establecimientos ganaderos que comenzaron a cubrir la demanda y se transformaron en cotos de caza, muchos ilegales. 

El puma es una especie atractiva para el cazador extranjero porque son contados los lugares en el mundo en donde se los puede cazar.

Los altos precios que se ofrecen para la caza de un ejemplar propiciaron entonces la inescrupulosa actividad conocida como “caza garantida” o “puma enlatado”, una práctica reñida no solo con las prácticas de bienestar animal sino también con la ética de la caza deportiva.

Esta modalidad generó una importante red de tráfico de pumas que eran capturados en campos privados -trampas jaulas mediante-, con destino a los cotos.

Fuente: La Nueva Provincia, Bahía Blanca

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Interés en acuerdo entre  Río Negro y Jujuy por la construcción de plantas termosolares

  En la provincia de Río Negro se expresó interés científico, tecnológico, ambiental y productivo …