Se adelantó en la ruta 65, causó choque en cadena y debe pagar. Imputan a docente por abuso

 

La conductora de un Renault Clio que una mañana de pleno invierno adelantó varios vehículos en la ruta N°65 (Alto Valle) y provocó un choque en cadena fue condenada a resarcir al automovilista que la demandó.

El hombre que entabló la demanda conducía un Renault Symbol e iba detrás de un Chevrolet Corsa. Todos los vehículos formaban parte de una extensa fila. Llovía (era un 11 de julio de 2014), faltaban 15 minutos para las 9 de la mañana y los rodados estaba próximos a cruzar la Circunvalación en el acceso a Cipolletti.

En esas circunstancias, apareció un Renault Clio que había realizado una maniobra de adelantamiento y, como venían autos en el carril contrario,  ingresó abruptamente entre el Symbol y el Corsa.

El espacio que había era muy reducido e indefectiblemente se produjo un choque en cadena. El Symbol impactó contra el Clio, éste con el Corsa e incluso el Chevrolet alcanzó a embestir a un cuarto auto que circulaba adelante.

La demanda concluyó con un fallo de primera instancia que le atribuyó responsabilidad a la conductora del Renault Clio. Pero las partes y las aseguradoras apelaron y las actuaciones fueron revisadas por la Cámara Civil.

Recientemente, los jueces de ese Tribunal confirmaron la sentencia.

Afirmaron los magistrados: “el impacto del rodado del actor a la parte trasera del automotor conducido por R, se debió a una irregular maniobra de la nombrada, quién luego de un imprudente adelantamiento, intentó reingresar al carril de su sentido de circulación, invadiendo el espacio existente entre el automóvil del actor y el que lo precedía, generando una situación de peligro cierto, que efectivamente condujo a que se produjese la colisión; o más bien una serie de colisiones”.

El fallo lleva la firma de los jueces Marcelo Gutiérrez, Elda Emilce Álvarez y Luis Méndez.

 Imputan a docente por abuso sexual en Viedma

Este lunes, la fiscal viedmense Paula Rodriguez Frandsen formuló cargos contra un maestro de una escuela pública de gestión privada, a quien atribuyó haber tocado la cola de una alumna de nueve años, en momentos en que se desempeñaba como docente de inglés, durante el año 2017.

El delito imputado es el de abuso sexual simple agravado por ser el sujeto responsable de la educación de la menor.

Según lo relatado por la niña bajo en el dispositivo de Cámara Gesell, cuando ella requería explicaciones sobre la materia, el individuo, de 41 años, realizaba los tocamientos y en algunas oportunidades le pedía que se siente sobre sus piernas.

El sustento probatorio está conformado por la denuncia de la madre de la víctima, el testimonio de la niña y un compañero brindado en Cámara Gesell y el informe realizado por la psicóloga que peritó ambas declaraciones.

La defensa del imputado adelantó que pedirá que, en el lapso de los tres meses en los que se extenderá la investigación, se realizará una pericia psicológica a la niña y se tomarán diversas testimoniales a docentes y porteras de la institución.

Además, las partes, ante la jueza Itziar Soly convinieron que se unificará este caso con otro que ya tramita en la Fiscalía de Delitos contra las personas y que cuenta con otras tres víctimas sobre las que el presunto degenerado, según la acusación, perpetró el mismo delito.

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Río Negro: Buscan 5 licenciados en Psicología y Trabajo Social, abogado y arquitecto

  La Secretaría de Seguridad y Justicia de Río Negro incorporará un asesor legal (abogado) …