Rechazan libertad condicional para corruptor de menores. Confirman cárcel a golpeador de niño

 

Haciendo lugar a los fundamentos expuestos por el fiscal Juan Pedro Peralta, el juez viedmense de Ejecución Ignacio Gandolfi rechazó el beneficio de la libertad condicional que Bonifacio Cabeza, acusado del delito de corrupción de menores, había solicitado a través de su defensa. Cabeza fue condenado a cuatro años y medio de prisión el 23 de mayo pasado, aunque se encontraba privado de su libertad desde julio de 2015.

 Peralta expresó en la audiencia que “más allá de haber cumplido con el requisito temporal de la condena para acceder a tal beneficio, los informes redactados por el Servicio Penitenciario provincial resultaron desfavorables, principalmente por no haber adherido al tratamiento que brinda el equipo especializado para ofensores sexuales dentro del complejo”.

“De esta forma se incumple con el resto de la exigencias que el artículo 13 del Código Penal y 28 de la Ley de Ejecución Penal fijan para la concesión de la libertad condicional”.

Efectivizan prisión para condenado de golpear a un niño

Después del rechazo por parte de la Corte Suprema de Justicia del recurso de queja interpuesto por la defensa del condenado, se cumplirá finalmente con lo oportunamente solicitado por el fiscal jefe barilochense Martín Lozada, quien requirió se hiciera efectiva la condena que se le impusiera.

En función de lo ahora dispuesto por la Corte Suprema de Justicia de la Nación la Cámara Criminal Primera de Bariloche ordenó la detención del condenado, quien a la fecha reside en la ciudad de Mendoza.

El fiscal Lozada le atribuyó oportunamente la comisión de los hechos sucedidos en el mes de abril de 2015, en distintas oportunidades y horarios, ocasión en la que sometió a un menor de cuatro años de edad, hijo de su pareja, a permanentes maltratos verbales y físicos.

Entre los días 19 y 21 de abril de 2015, Martín Fabre empujó al niño propinando diversos maltratos a la hora de comer. En esa circunstancia el niño se cayó al suelo debido al empujón que le dio el condenado, golpeando con el filo de un mueble y sufriendo serias lesiones en un ojo. Al día siguiente, Fabre continuó con otros actos similares.

En tanto que el día miércoles 22 de abril de 2015, en horas de la mañana, reiteró su actitud lo que le produjo gravísimas lesiones en la zona de la pierna derecha.

Conforme a lo postulado por el fiscal Jefe Lozada, al momento de sostener la acusación en el marco del juicio, la Cámara Criminal Primera condenó a Fabre a la pena de 6 años de prisión.

En función de lo ahora dispuesto por la Corte Suprema de Justicia de la Nación la Cámara Criminal Primera de Bariloche ordenó la detención del acusado, quien a la fecha reside en la ciudad de Mendoza, para dar cumplimiento a la medida, en virtud de agotarse las instancias recursivas.

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Interés en acuerdo entre  Río Negro y Jujuy por la construcción de plantas termosolares

  En la provincia de Río Negro se expresó interés científico, tecnológico, ambiental y productivo …