Piden adecuar ámbitos de una escuela por alumna con discapacidad permanente

 

Una niña con una discapacidad motora permanente ingresó en el año 2008 a la Escuela Primaria Nº33 Juan XXIII de Cipolletti para comenzar a cursar el primer grado. Por ese motivo, a mediados del año, la Dirección del establecimiento educativo inició las gestiones, de manera informal, ante las autoridades del Consejo Escolar Local, solicitando que se realicen las obras necesarias para la inclusión plena de la niña y en noviembre pasado lo hizo formalmente a través de una nota.

En términos generales, las modificaciones edilicias necesarias para incluir a quienes padecen alguna discapacidad motriz, tienen que ver con eliminar todas las barreras arquitectónicas que impiden y/o dificultan el libre desplazamiento por los espacios donde se desarrollan las actividades curriculares y extracurriculares, indicaron los legisladores rionegrinos Carina Pita y Marcelo Mango.

Detallaron que en este caso concreto las modificaciones y adecuaciones que deben realizase en la Escuela Primaria Nº 33 son, entre otras:

-Baño adaptado a las necesidades de niñas y niños con discapacidad motriz permanente o movilidad reducida.

-Mejorar la rampla de ingreso al edificio y construir otras en el interior del mismo para facilitar la autonomía de movimientos.

-Reparar el piso del patio exterior para una recreación segura de todos y todas.

-Adaptar los espacios interiores de la escuela a fin de posibilitar el radio de giro de quien se moviliza en silla de rueda y garantizar así un tránsito fluido.

“Consideraron que “si bien con la presente iniciativa buscamos que las autoridades responsables comiencen con las obras necesarias a fin de asegurar la inclusión plena de una niña en particular, en este caso a la Escuela Primara Nº 33 de Cipolletti, es necesario que el Ministerio de Educación y Derechos Humanos implemente un plan de obras para adecuar todos los edificios escolares para posibilitar la inclusión educativa plena y, en función de ello, destine los recursos correspondientes a tal efecto”.

Pita y Mango requirieron al Ministerio de Educación y Derechos Humanos la imperiosa necesidad de realizar lasmodificaciones y adecuaciones que garanticen la inclusión plena de la niña que padece una discapacidad motora permanente y que el año 2018 ingresó al primer grado de la Escuela Primaria Nº 33 “Juan XXIII” de Cipolletti.

Además, consideraron que es preciso que se ponga en marcha un plan de adecuación y mejora de todos los edificios escolares para garantizar la inclusión educativa plena niñas, niños, adolescentes y jóvenes que integran el sistema educativo rionegrino.

 

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Interés en acuerdo entre  Río Negro y Jujuy por la construcción de plantas termosolares

  En la provincia de Río Negro se expresó interés científico, tecnológico, ambiental y productivo …