Delfina Pignatiello, la nadadora argentina de 17 años que ya asombra a todo el mundo

 

Son formidables los registros logrados por la nadadora de 17 años, flamante bicampeona mundial juvenil.

Delfina Pignatiello, de San Isidro, Buenos Aires, ya hizo historia de la natación argentina y mundial.

Dos medallas de oro en los 800 y en los 1.500 metros libres, con récords de campeonato incluidos. Una medalla de plata en los 400 libre. Un récord sudamericano en los 800. Tres récords argentinos en cada una de esas distancias, realizados por Delfina en el Mundial Juvenil de Natación.

Esos logros certifican que “la joya argentina ya se codea con la elite internacional antes de la mayoría de edad, que cumplirá en abril”, del próximo año, destacan varios especialistas en materia deportiva.

Su rendimiento en los 1.500 metros libre escapa al razonamiento normal. A los 17 años y cuatro meses, con sus 15m59m51 del domingo pasado, Pignatiello se convirtió en la cuarta nadadora menor de 18 años que baja los 16 minutos en la historia de esa prueba.

Sólo lo habían logrado la estadounidense Janet Evans en marzo de 1998, cuando marcó el récord mundial de 15m52s10 con apenas 16 años y casi 5 meses; la china Xuanxu Li (15m58s02), cuando fue bronce en el Mundial de Shanghai 2011 con 17 años y medio; y la implacable estadounidense Katie Ledecky, que fue campeona mundial en Barcelona 2013 con 15m36s53 (entonces récord mundial), con 16 años y 4 meses.

Delfina es la 19ª mujer que baja los 16 minutos en esta prueba en la historia, en un ranking liderado por Ledecky con los 15m25s48 con los que ostenta el récord absoluto desde el Mundial de Kazan 2015. Lo que da escalofríos es hacer cuentas, revisar estadísticas y comprobar que entre las 18 nadadoras que la preceden en el ranking histórico de los 1.500 libre, ganaron 25 medallas olímpicas (12 de oro, 8 de plata y 5 de bronce) y 63 medallas en Campeonatos Mundiales de pileta de 50 metros (25 de oro, 19 de plata y 19 de bronce) en varias pruebas. Un despropósito.

De las 18 nadadoras que la preceden en el ranking, solamente la chilena Kristel Kobrich (12ª) no se colgó medallas olímpicas o de Mundiales en pileta de 50 metros. Y Pignatiello quedó a 5s21 de su récord sudamericano de 15m54s30, logrado en el Mundial de Barcelona 2013.

Su entrenador, Juan Carlos Martín, sugirió no competir en el Mundial de Budapest para buscar lo que se logró en Indianápolis. Y el año próximo la meta estará puesta en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018.

Resaltan que para seguir tomando noción de lo conseguido por la sanisidrense, el año pasado sólo la húngara Boglarka Kapas había bajado los 16 minutos (15m50s22) en el Campeonato Europeo. En 2015, cinco nadadoras lograron quebrar esa barrera; en 2014, sólo cuatro; en 2013 fueron seis; en 2012, ninguna; y en 2011, apenas tres atletas.

Con los 15m59m51, Pignatiello mejoró su mejor marca en 17s41, batió el récord argentino que la cordobesa Cecilia Biagioli tenía desde abril de 2012 con 16m13s84 y quebró el récord de campeonato mundial juvenil que poseía Quadarella desde Singapur 2015, con 16m05s61.

Con su marca en Indianápolis, Delfina superó su récord nacional de 8m29s86, que había logrado en el Campeonato Argentino de Santiago del Estero en mayo; batió por 71 centésimas el récord sudamericano de la venezolana Andreina Pinto, que tenía 8m25s93 desde mayo de 2013 y quebró el récord de campeonato mundial juvenil que poseía la estadounidense Sierra Schmidt desde Singapur 2015, con 8m27s55.

Delfina Pignatiello se llevó las miradas, los análisis y los elogios de todos en el Mundial Juvenil.

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

En Luis Beltrán, Viedma y Patagones buscan dos peones rurales y un capataz de campo

  El Ministerio de Producción y Agroindustria de Río Negro incorporará dos peones rurales en …