Planta nuclear: El impulso de la iniciativa perjudicó a JSRN. Dicen que hay paridad electoral

 

En Viedma, el tema de la central nuclear ha tenido una incidencia importante en los votantes, perjudicando al oficialismo de Juntos Somos Río Negro y no se sabe si la decisión de excluir a la capital de la provincia de la localización alcanza para revertir eso, pero hasta ahora hay un panorama de “paridad”  electoral entre las principales fuerzas.

Así lo informó el consultor Ricardo Vignoni, quien adelantó que “de acuerdo a sus encuestas no está definido el resultado electoral a poco más de una semana de las PASO” y señaló que en general hay un 30 por ciento de indecisos.

A continuación, el análisis efectuado por el referido consultor bahiense, pero radicado hace muchos años en Viedma.

En términos generales, JSRN saca ventaja en Bariloche, el FpV en General Roca y en Cipolletti Fabián Gatti “no termina de materializar en los números una mayor diferencia”.

Vignoni explicó que “la cuestión de la construcción de la central nuclear en la provincia se metió entre los temas de campaña y tendrá directa incidencia en el resultado electoral, por lo menos en Viedma”.

Indicó en declaraciones a Cadena Integración que “el gobernador Alberto Weretilneck intenta en la capital descomprimir, haciendo el compromiso que la localización de la planta excluirá esta zona”, lo que ha generado a la vez que rápidamente el intendente de Sierra Grande, Nelson Iribarren, pidiera que el emprendimiento se haga en su ejido.

Dijo que el jefe municipal no tiene dudas que allí “hay consenso de la población”.

Explicó que sobre este tema “falta mayor contacto e información a la población; un emprendimiento de esta naturaleza requiere evacuar las preguntas y disipar los miedos, y esto no sucedió. Así tomó fuerza una oposición que se retroalimenta continuamente con dudas y preguntas que no se responden”.

“Se lo trató como un tema menor por parte del oficialismo provincial y de a poco fue tomando mayor difusión y hoy genera un problema electoral, hay que ver si alcanza la declaración del Gobernador que en los 6 años que vive en Viedma ha tenido una buena relación e imagen con los vecinos”, aseveró.

Vignoni hizo un racconto de cómo fueron las elecciones en la provincia anteriores más recientes. Dijo que en las legislativas del 2013 “estaban todos juntos, Miguel Pichetto, Martín Soria y Alberto Weretilneck, conformando una oferta electoral que obtuvo más del 50% de los votos, llevándose las dos bancas a diputados, con María Emilia Soria y Luis Bardeggia, y renovó Miguel Pichetto en senadores, entrando además Magdalena Odarda por la minoría”.

Explicó que después venía la de Gobernador del 2015, allí “Weretilneck primero se fue separando hábilmente de Martín Soria y luego de Miguel Pichetto, ambos ya distanciados entre sí, comenzó a recorrer la provincia, alejándose cada vez más del peronismo, sumando a otros actores, y llega a un final con un triunfo significativo, con un 52,8%, con el 33,94% para Pichetto, casi 20 puntos de diferencia”.

Indicó que “ninguna elección es igual a la otra, y en la que viene la situación es distinta, aunque siempre los antecedentes cuentan”.
Señaló sobre la situación actual, que “el gobernador Weretilneck mantiene su buena imagen, el gobierno nacional de Cambiemos no tiene una buena aceptación, no sólo en Río Negro sino en otras jurisdicciones del país. En la provincia es histórica la mala imagen de Macri, si bien se notan algunos leves repuntes en localidades importantes como en Bariloche”.

Generalizó que las fuerzas nacionales no gravitan demasiado en la provincia en estos momentos.

Respecto a Bariloche, “que siempre ha sido prácticamente un árbitro de las elecciones, si se gana allí, la situación es diferente”, indicó que “el peronismo no hace pie, hay un amplio desconocimiento de la candidata María Emilia Soria, a Ramón Chioccoli no le alcanza para levantar el porcentaje, y las figuras tradicionales del peronismo barilochense están en decadencia, como maría Eugenia Martina o Silvina Larraburu; Martín Soria cada vez que va a la ciudad, divide más que suma”.

En cuanto a JSRN en esa ciudad, expresó que “si bien no tiene lo que cosechó en su momento el gobernador Weretilneck y Gustavo Gennuso, mantiene una intención de voto que lo coloca adelante con rumbo a las PASO y octubre, con una diferencia interesante; Fabián Gatti no es conocido, pero su compañera de fórmula, Mónica Balseiro, le acerca buena imagen”.

Expresó que “la sorpresa en Bariloche sería Cambiemos, no por la preponderancia de sus candidatos que son muy poco conocidos, sino por la incidencia que tiene Macri en la ciudad de los lagos, con una imagen en ascenso, superando a Magdalena Odarda”.

Respecto a General Roca, dijo que está la preponderancia del peronismo/FpV, como ya sucedió en las últimas elecciones, salvo cuando ganó el Gobernador por el distanciamiento entre Martín Soria y Pichetto; allí los Soria han ganado cómodamente y “vamos a ver si en esta oportunidad la diferencia sirve para llegar a ese objetivo”.

Expresó que “en Cipolletti Fabián Gatti no termina de materializar en los números una mayor diferencia; María Emilia Soria tiene allí el tradicional piso del peronismo, y Magdalena Odarda y Cambiemos marchan en tercer lugar”.

Señaló que “en Viedma el clima está enrarecido por la situación generada por la central nuclear, se nota en la intención de votos, aunque hay una gran cantidad de indecisos, un 35 por ciento. Voto más o menos hay una marcada paridad”.

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Muerte de policía atropellada: Sospechoso reconoció autoría, acorralado por las evidencias

  El equipo de la Fiscalía Descentralizada de Villa Regina formuló cargos a un sujeto …