Los fantasmas y los boliches. En Alto Valle un espectro “obligó” a sentarse a un cliente

 

Si fantasmas, espectros y almas en pena se nos aparecen en cualquier lugar y momento, ¿porque no iban a darse una vuelta también por los “boliches”?

En realidad,  el tema surgió al llegar a mis manos una publicación relacionada con sucesos, hechos y todo tipo de acontecimientos ocurridos en lo que antes denominábamos “boites”, cabarets, night club, wiskerias, discotecas, bailantas y hoy se han popularizado como “boliches”, ya que en numerosos de esos lugares se han registrado historias de fantasmas o apariciones paranormales.

La publicación hace mención que en numerosos de esos lugares de la región, el país y el exterior, dan cuenta de extrañas apariciones e historias generadas por la presencia de “fantasmas” en diversas actitudes.

Quienes dan cuenta de estas presencias son trabajadores de esos lugares, como “barman” “disjoquey”, “personal de limpieza”, “seguridad” y también clientes, que en algún momento advirtieron extrañas presencias en distintos lugares de esos locales.

En primera instancia, resulta extraño apariciones de fantasmas en estos centros de esparcimiento, cuando generalmente se los ubica en lugares sombríos como casas o castillos abandonados, cementerios y otros lugares por el estilo.  No obstante, según la publicación, existen numerosas denuncias o certezas respecto a la presencia o visualización de espectros.

Incluso, una de las denuncias formuladas por el cliente de un “boliche” del Alto Valle asegura, que en el momento que pretendió levantarse del sillón que ocupaba, una  violenta fuerza lo obligó a sentarse nuevamente y cuando giró para observar  que era, no observó nada que lo justificara.

Cuidadores y serenos del lugar confirmaron por su parte, que en algunas noches posteriores al suceso aquel, escucharon extraños ruidos, entre ellos pasos y hasta corridas en los pisos superiores. Uno de los serenos afirmo también, que se dirigió al primer piso y pudo observar a una niña vestida de blanco corriendo por los pasillos, lo que le produjo un impacto e impresión de la que pudo reponerse pasado un tiempo prudencial.

A este suceso, se sumaron varios que fueron denunciados por algunos de los trabajadores del lugar, todos referidos a extraños episodios.

Coincidentemente, estos hacen referencia, por ejemplo, a que se ha observado el movimiento de sillas sin que haya motivos, o que se escuche el sonido que produce cuando se carga agua del dispenser y hasta se aprecien las burbujas cono si el agua saliera del recipiente.

Integrantes del personal de limpieza del lugar afirmaron que tras barrer las salas y juntar o amontonar esos desperdicios en distintos sectores, imprevistamente la basura nuevamente se dispersaba por el lugar sin que se advierta una razón para ello.

Obviamente, como siempre ocurre, tras conocerse  episodios de este tipo, se inician las versiones que en lugar de esclarecer la situación,  aumenta la intriga y el misterio, ya que cada uno le da su interpretación,  aporta experiencias propias, o hace referencia a historias que le han contado y que se relación con hechos acontecidos en el pasado.

No faltan tampoco quienes  hacen referencias a “brujas”, “videntes” o especialistas en tirar las cartas, algunas de las cuales acusaron que en la zona había una energía oscura o negativa que le impedía  realizar su trabajo.

Las fuentes consultadas hablan también de hechos similares acontecidos en Córdoba, comentados por un especialista en limpiar o sanear casas donde aparecen fantasmas o existen energías no deseadas. El especialista Carlos Bóveda afirma que hay personas que al morir se convierten en “almitas”  o en almas en pena y no quieren irse definitivamente, porque no se dan cuenta que murieron, y añade que puede pasar con quienes  están en terapia intensiva quienes terminan no sabiendo que han muerto.

Sostiene también Bóveda que esas “almitas” se buscan, por ejemplo, fumadores con fumadores, borrachos con alcohólicos, por lo tanto en las discotecas o boliches se buscan para seguir bebiendo, fumando y bailando.

Añade que los cementerios, iglesias y clínicas están llenas de estas presencias y él como “vidente” tiene como función hacer que retornen a su origen.

Hace mención además que en castillos europeos se publicita como un atractivo turístico y organizan tours de visitas con la presencia de fantasmas, algunos de los cuales pueden pertenecer a personajes de la historia del lugar.  En nuestro país se promociona al Hotel Edén en La Falda, Córdoba, donde se puede conectar con fantasmas.

Como se verá entonces, en cualquier lugar uno se puede  encontrar con un fantasma, inclusive “los boliches o discotecas” y si te animás, podés elegir compartir una habitación con una de estas almas en pena.

Texto: Eduardo Reyes, periodista y escritor de Viedma

Las Grutas  –  Río Negro

 

 

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Hallaron los cuerpos de los jóvenes que se ahogaron en el Dique Ballester, Alto Valle

Estaban desaparecidos desde el domingo pasado. Tenían 19 y 23 años. El hallazgo se produjo …