“Nos dejó Juan Quinteros”. Con su motito, se trasladaba día a día de Viedma a El Cóndor

 

El canillita de La Boca (El Cóndor), el que desde hace más de 20 años, con su motito, se trasladaba diariamente de Viedma a El Cóndor, sin importarle cuando, en el invierno, el frío le endurecía sus manos o la lluvia le empapaba su ropa, todo para que los diarios le llegaran a los vecinos de nuestra villa marítima.

Lo veíamos recorriendo sus calles o bien en la placita frente a la colonia, cumpliendo un servicio importantísimo, tanto para los que viven allí todo el año como para los veraneantes.

Su tarea fue continuada por su hijo Juan Pablo, alguien también muy querido en el balneario. Mi acompañamiento a sus familiares y amigos en este momento de profundo dolor.

Texto: Mario Ernesto Sabbatella (Viedma) en Facebook

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Grupo de 38 pasantes de Abogacía ingresaron a organismos judiciales del Alto Valle

  Un grupo de 38 estudiantes de la carrera de Abogacía de la Fadecs de …