El bastón de mando de los indios comechingones. Símbolos, mitos, poder, misterios

 

El bastón de mando de los indios comechingones (también llamado “Toquí lítico”, “Piedra de la sabiduría”, “simihuinqué” o igual que el vocablo “Somuncurá”, “piedra que habla”, es un símbolo de poder.

Según el profesor Terrera (actualmente está en poder de su familia) “fue ordenado construir con una piedra de basalto por el gran cacique Voltán de los comechingones hace 8.000 años”, edad comprobada por varios estudios científicos”.

Se sabe que fue encontrado en las proximidades del cerro Uritorco y posee una forma cónica perfecta con una longitud de 1,10 metros con cuatro centímetros en su base redondeado  y afinado en su extremo superior, con lo cual toma la forma de un cono alargado y cuyo peso alcanza los cuatro kilos, siendo su color negro brillante, por ser de roca basáltica de origen magmático y tiene la apariencia de un metal, produciendo asimismo  un sonido de tipo metálico.

Cuenta la leyenda que en él “se encontraría mágicamente codificada toda la sabiduría de la humanidad”.

 Ahora bien, esos atributos de mando están muy relacionados en todas las civilizaciones del mundo. Y entre mapuches y tehuelches se encuentran las denominadas hachas de mando o líticas, atributo de gran poder entre los caciques. Les confería autoridad como la famosa “piedra azul” de Calfulcurá. Algunas tienen inscripciones finamente grabadas, lo que sería una forma muy particular de colocar el linaje del propietario y su familia. O sea un curioso árbol genealógico, una especie de tótem familiar. De la misma forma existen las placas grabadas.

En el caso específico de este bastón de mando “en las pruebas de espectrografía a que fue sometido se detectó un campo electromagnético de singular intensidad, con irradiación intensa por sus dos extremos y también en su zona central”.

Según detalla el “Portal para las ciencias del hombre”, esta piedra sagrada de la antigüedad americana, otorgaba sabiduría cósmica y protección, a quién la poseyera dentro de las normas herméticas establecidas. Y también conferiría poder espiritual para producir el regeneramiento humano luego que la humanidad se destruyera por el materialismo, la violencia, el egoísmo y la ambición.

“Funciona –agregan- como un guardián, banco de memoria y consejero que orienta sobre los caminos de la humanidad y contiene también una información completa sobre los orígenes de los pueblos que habitaron las épocas más remotas del continente americano”.

El maestro Orfelio Ulises quién realizara el descubrimiento de este bastón de mando, también poeta- dejó en herméticos versos esa búsqueda:

“Por allí camina el maestro en su larga noche,

El que por tantos años en Samballah estudiara

Aquel que aprisiona la música del cielo

En melodías eternas que solo Parsifal escucha.

El monte guarda en su vientre de piedra dura

Algo que han dejado las antiguas culturas

En la ciudad perdida o en un mágico templo”.

Esta denominada “Piedra de la Sabiduría” hallada a su decir “en una sola pieza, se encontró expuesta en su Museo por muchos años hasta que pasó a mano del doctor Terrera y de su familia.

Otro misterio es el robo del conocido “sol rojo de los indios comechingones” de 1,6 metros de diámetro y que desde la Embajada Argentina en Londres se han realizado gestiones para su devolución al país.

Símbolos, mitos, poder, misterios.

Texto: Jorge Castañeda

Escritor – Valcheta

 

Título original de la nota: EL BASTÓN DE MANDO DE LOS INDIOS COMECHINGONES – ES UN CODICIADO ATRIBUTO DE PODER  – COMO SOMUNCURÁ ES UNA PIEDRA QUE HABLA

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Prefectura Argentina construiría destacamento en El Cóndor. Ahora, intensos patrullajes

La Prefectura Naval Argentina construiría un destacamento en el balneario El Cóndor sobre un terreno …