Perro Apolo, de Policía de Río Negro, detectó prendas de imputado en causa judicial

 

El perro Apolo, de la Policía de Río Negro, detectó a través de una pericia odorológica las prendas de un imputado en una causa judicial tramitada por el Ministerio Público Fiscal.

En la pericia se desempeñaron la sargento primero Claudia Castro, encargada de la Sección de Odorología y el sargento ayudante Gastón Chiappe, adiestrador de Apolo, con la colaboración de la cabo Stefanía Blanch, todos operarios del Gabinete Criminalístico de Viedma.

“El resultado positivo es un premio para el esfuerzo permanente por parte del personal de la sección y para los canes que en ella se desempeñan”, destacaron fuentes oficiales.

El entrenamiento se realiza de forma constante, donde al can se le enseña el cotejo de diferentes olores humanos.

El perro con su capacidad olfativa, codifica y discrimina esos olores para discernir entre diferentes olores testigos e identificar el olor correspondiente.

Se le da al can la muestra del olor levantada del lugar del hecho y la orden de buscar entre cinco muestras, moléculas de olor humano que correspondan al sospechoso.

El olor humano es único en cada persona, como el adn y la huella digital, lo que hace el perro es una especie de sensor ya que posee el olfato muy desarrollado.

El perro de la sección Odorología siempre trabaja en un salón distinto que los canes que buscan rastros, ya que estos últimos lo hacen en el exterior.

Fuente: Policía de Río Negro

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Río Negro: Trámites para buscar personas y divorciarse, buscar hermanos por herencia…

  Un hombre quiere divorciarse de su esposa pero no la encuentra; se buscan hermanos …