Maestra rionegrina cumplió 96 años. Ex alumnas y amigas la homenajearon con canción

La  docente cipoleña Ida D’Anna de Bustios cumplió 96 años. Sus ex alumnas y amigas la sorprendieron con las mañanitas tradicionales, mientras ella lloraba de emoción desde el balcón de su casa.

Por unos instantes, la calle mojada por una tibia y pasajera llovizna fue una fiesta. La pesadumbre del encierro dejó salir el sol y a nadie le importó que hiciera frío. Bajo un cielo cubierto que fue clareando de a poco, un grupo de vecinas, docentes jubiladas y ex alumnas celebró la vida de una mujer muy querida en Cipolletti: Ida D’Anna de Bustios.

Apenas salió por el balcón de su casa, ubicada en España y Alem, un grupo de mariachis comenzó a cantar las tradicionales mañanitas y otras canciones del género mexicano. Para la cumpleañera, docente jubilada, fue la sorpresa más linda. No pudo contener la emoción y puso la piel de gallina a ex alumnas y amigas que gritaron: “Ida te queremos… felicidades…te abrazamos…”.

Ella respondió con un hilo de voz: “La verdad que me han hecho muy feliz”, mientras sujetaba su pañuelo y se corría las lágrimas. A su lado, una hija compartía la alegría de vivir a sus 96 años.

“Fue el mejor regalo que me pudieron haber hecho”, dijo Ida, en otra pausa que hicieron los mariachis. Y pidió disculpas porque en este momento no podía agradecerles de otro modo que no sea con palabras. Cada tanto saludaba y tiraba un beso al aire. “Son alumnas que me han hecho muy feliz”, manifestó. Y se quedó con las ganas de abrazarlas.

Cuando la música dejó de sonar, le dijeron que se cuide mucho y la calle volvió a ser una senda más para transitar por la ciudad. Pero la alegría de compartir un momento con la abuela Ida, aunque sea desde el balcón de su casa, será eterna en sus corazones. “Ida es una maestra de la vida”, manifestó Gladys Sandoval, una de las ex alumnas que expresó emocionada todo lo que significa.

“No solamente fue la gran docente, sino la gran orientadora, la gran consejera, la persona que a lo largo de mi actividad laboral siempre estuvo presente con una palabra de estímulo”, contó.

Consideró a la cumpleañera como una maestra de la vida, porque en todas las charlas que mantuvo con ella aprendió algo. “Nunca dejó su rol de docente”, advirtió.

Entre tantas anécdotas, rescató una que la marcó para siempre porque fue una lección de vida. Charlando en un programa de radio, la docente jubilada llamó a la reflexión al preguntarse cuántas veces nos creemos buenas personas, pero no nos damos cuenta de la necesidad del otro cuando pasamos por delante y ni siquiera lo miramos. “Siempre tenía la palabra justa”, aseveró Gladys. Y rescató que sea “un canto a la vida”. Porque dice que nunca habla de penurias.

“Es una mujer con muchas ganas de vivir. Dejó huellas muy profundas y muy positivas en todos los ámbitos donde se desempeñó como docente, vecina, amiga. Ha sembrado y hoy está cosechando gran parte de lo que sembró como persona. Se ganó cariño y un respeto”, reconoció la ex alumna.

 

Además, advirtió que Ida es “un ejemplo a seguir porque, si tiene esta vitalidad, es porque no estuvo metida en el egoísmo, si no que siempre pensó en el otro, y seguramente eso la ha enriquecido”.

Eva Rosa García, más conocida como Rosita Arigón, fue otra de las mujeres que participó de la celebración. Conoció a la cumpleañera cuando en la década de los ’70 ingresó a trabajar a la Escuela 53. Allí comenzó una relación que no tuvo fin. Ida siempre estuvo presente en la actividad docente, aunque ya esté jubilada.

“Cipolletti la ama, y en estas épocas tan difíciles, este agasajo realmente nos reconforta a todos. Yo estoy muy emocionada”, dijo Rosita.

Organizó el agasajo, junto a la ex alumna Gladys Salazar y otras mujeres. Se les ocurrió que podían sorprenderla con los mariachis y con el apoyo de la comunidad lo consiguieron.

Destacó la calidez y la sabiduría de la abuela Ida. También su buen carácter, su sonrisa y su optimismo. “Tiene la edad que tiene y participa del grupo de jubiladas como si fuese una joven, siempre con un consejo y la palabra justa. Una mujer muy preparada”, expresó la docente jubilada.

A Ida la conoce mucha gente porque tuvo una larga trayectoria como alumna y docente en la Escuela 53. Fue cofundadora del Colegio Belgrano y siguió ofreciendo su aporte en otros ámbitos.

“En siete días logré que la comunidad aportara para los mariachis. También le hicimos un video, done hay mas de 200 saludos. Toda gente conocida que fue enviando sus mensajes. Esta tarde se lo vamos a mostrar por Youtube”, contó Rosita, quien a los 96 años de Ida festeja la vida. “Yo la quisiera eterna, que llegue a sus últimos días bien, que no sufra y sea feliz”, confesó.

Gladys agradeció que la comunidad cipoleña se haya sumado al homenaje de “una persona maravillosa” para hacerle llegar a través de las palabras “cuánto la queremos, cuánto la respetamos”. Le dieron gracias por esas lecciones de vida que no sólo ofreció desde las aulas de una escuela, sino en la interacción permanente con otras personas. “Gracias a la vida por tener a la señora Ida con tanta fuerza y vitalidad y todos podamos decirle feliz cumpleaños”, cerraron.

 

Texto: Guadalupe Maquedamaquedag@lmneuquen.com.ar

Título original de la nota: Mariachis le cantaron el feliz cumple a una maestra de la vida

Fotos: Sebastián Fariña Petersen

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Encapuchados volvieron a ingresar a un campo en Cuesta del Ternero y agredieron a policías

  Encapuchados volvieron a ingresar a un campo en Cuesta del Ternero, en la zona …