Estafadores en Río Negro: Hermano de ex funcionaria devolverá $700.000 y chofer, $50.000

 

Un sujeto imputado como partícipe necesario del delito de peculado en contra del Municipio de San Antonio Oeste fue condenado a dos años de prisión de ejecución condicional y deberá devolver más de 700.000 pesos con los que se benefició en el marco de la maniobra delictiva. Además, será inhabilitado de forma absoluta para ocupar cargos públicos.

Esta condena surge a partir de un procedimiento abreviado alcanzado por el Ministerio Público Fiscal, la querella en representación del Municipio de San Antonio Oeste y el defensor particular del imputado. El individuo reconoció haber cometido el hecho y con ello aceptó la calificación legal y la pena prevista.

Como autora del delito está imputada su hermana, quien se desempeñaba como contadora del municipio, acusada de haber sustraído más de 170 cheques por una suma superior a los 900.000 pesos “que estaban bajo su administración y custodia, para ser destinados al pago de proveedores, subsidios y becas municipales”. Según la Fiscalía, el acusado recibió la mayor parte de esos cheques por un total de 789.391 pesos.

La causa continúa en el caso de la mujer y de otras dos personas acusadas también de partícipes necesarias, su esposo y sobrino quienes recibieron seis cheques en total. En cambio, el hermano de la mujer devolverá en efectivo 590 mil pesos respetando un cronograma detallado en la audiencia por el fiscal jefe Juan Pedro Peralta y otros 200 mil a través del retiro de materiales que el municipio efectuará en el comercio propiedad del imputado.

Tanto la acusación pública como la privada valoraron el reconocimiento que el hombre hizo del delito cometido y el compromiso de devolver a las arcas municipales el dinero que en la audiencia reconoció haber sustraído.

El sustento probatorio con el que cuenta la Fiscalía, y que servirá para sostener la acusación a los otros tres implicados, incluye las cinco denuncias hechas por el Municipio (la primera de ellas en marzo de 2020) y testimoniales tomadas a más de una veintena de personas que de una u otra forma estuvieron implicadas en la maniobra sin tener conocimiento de tal situación. Todas eran beneficiarias de becas, subsidios o proveedores del municipio y dieron cuenta que las firmas que figuran como endoso no eran suyas.

Suma a ello numerosa documentación, cheques, planillas de pago, legajos de la autora del delito, quien se desempeñaba como contadora del municipio, e información certificada por funcionarios municipales; además del informe de la Oficina de Investigación en Telecomunicaciones de la Procuración General de los teléfonos peritados que fueron secuestrados a los imputados.

Además del fiscal jefe Peralta participaron en la audiencia el abogado querellante, Damián Torres; el abogado defensor Emiliano Gallego y fue el juez de juicio Guillermo Bustamante, quien receptó el acuerdo y adelantó que en los términos de ley notificará la sentencia condenatoria.

Fuente: MINISTERIO PUBLICO FISCAL / SAN ANTONIO OESTE

Piden condena para un hombre por defraudación al erario público

En una audiencia desarrollada hace pocos días en Viedma, el Ministerio Público Fiscal requirió que un individuo que defraudó al Estado provincial a través de la realización de maniobras con tarjetas pertenecientes al programa ‘YPF en Ruta’ sea condenado a dos años de prisión en suspenso e inhabilitado a ocupar cargos públicos que impliquen la administración de fondos o el manejo de dinero. Además, deberá entregar 50.000 pesos como compensación por el daño ocasionado.

Fue el fiscal adjunto José Chirinos quien detalló el acuerdo de procedimiento abreviado al que llegó con la defensa oficial del hombre, ejercida por Juan José Álvarez Costa. Ello implicó el reconocimiento del imputado, que se desempeñaba como chofer en el Ministerio de Obras y Servicios Públicos, de haber sido quien utilizó de manera ilegal las tarjetas del programa.

El minucioso relato de los hechos incluyó el detalle de tickets y remitos de las operaciones, mencionando las maniobras desarrolladas durante los primeros meses del año 2019 que implicaban la utilización de patentes pertenecientes a vehículos oficiales y de las tarjetas que le habían sido asignadas en función del cargo que ocupaba.

Con ellas, suministrando además los códigos de seguridad, otras personas efectuaban compras de lubricantes y carga de combustible que impactaban en las cuentas del la mencionada cartera del Poder Ejecutivo provincial.

Fue dicho organismo provincial el que efectuó la denuncia penal aportando, entre otra documentación, los informes relacionados con las comisiones de servicio efectuadas por dichos vehículos oficiales y la documentación relativa a la trayectoria laboral de los empleados públicos.

El sustento probatorio se compone además de los resultados del análisis efectuado a diversas cámaras de seguridad que registraron las compras en las estaciones de servicios implicadas y el tránsito en ambos puentes. Se recabaron declaraciones testimoniales y se analizaron informes de la Oficina de Investigación en Telecomunicaciones que dan cuenta del entrecruzamiento de distintas llamadas telefónicas realizadas entre los imputados.

El juez Juan Brussino receptó el acuerdo y adelantó que en los próximos días notificará dicha sentencia a las partes.

 

Fuente: MINISTERIO PUBLICO FISCAL / VIEDMA

Aclaración: En ambos casos, la Justicia de Río Negro no difundió las identidades de los imputados

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Difunden listado provisorio de inscriptos admitidos para concurso en la Justicia de Río Negro

  La Coordinación de Recursos Humanos del Ministerio Público de Río Negro informó el listado …