Ingresó a los 12 años a Legislatura de Río Negro: Recuerdos imborrables de históricos años

 

El 1° de julio de 1958, Rubén Verdinelli (75) ingresó a la Legislatura de Río Negro cumpliendo funciones de cadete. Tenía 12 años. Junto a pocos ex compañeros de trabajo es actualmente uno de primeros protagonistas laborales del Parlamento durante la etapa fundacional de la provincia de Río Negro.

Verdinelli recuerda a Nelly Magnanelli, Belia Salicioni y Mena Salicioni.

No se olvida, además, del “Gallego” Ocejo, Eleuterio Losón y Alberto Abrameto, quienes ingresaron a la Legislatura entre los años 1958 y 1960, cumpliendo distintas responsabilidades.

Del recinto, espacio donde funcionó primero el Teatro Argentino y después la Convención Constituyente y la primera Legislatura, Verdinelli recuerda la reforma edilicia dispuesta en 1972 por el entonces gobernador Roberto Requeijo y la habilitación en mayo de 1974, como parte de la apertura del periodo de sesiones ordinarias.

Del espacio para las sesiones, trae a referencia que en 1958 habían dispuesto la ubicación de nueve mesas en U y, también, que uno de esos muebles, que fue estrado de Presidencia, está actualmente en la Biblioteca de la Legislatura.

“En el viejo Teatro Argentino, la última función la realizó el Grupo de Teatro Viedma integrado, entre otros, por Pedro Gabarré y Marino Salicioni, con la obra “Lo que le pasó a Reynoso”.

“La primera Cámara estaba integrada por 12 legisladores de la UCRI, nueve de la UCR del Pueblo y dos de la Democracia Cristiana. En esa época se trabajaba mucho, con un plan de labor para todo el año, con 54 personas en total”, enfatiza Verdinelli.

Por sus dichos, las sesiones ordinarias se desarrollaban desde el 15 de mayo al 30 de septiembre y las extraordinarias, del 10 al 24 de diciembre de cada año.

Verdinelli rememora también a los primeros funcionarios parlamentarios Licardi, Maxwell y García, quien le ofreció trabajar en la Legislatura aún cuando era un niño.

Rubén comenzó a trabajar con apenas 12 años y rememora: “Mi papá era panadero y ganaba $133, mientras que mi primer sueldo fue de $500, no lo podía creer!”, finaliza diciendo de lo que fue su primera experiencia laboral. La última etapa fue el 31 de diciembre de 1990, cuando se jubiló.

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Aguada Cecilio, Línea Sur, un paraje con historias y leyendas. Alguna vez hubo mar

Según el Consultor Patagónico: Aguada Cecilio es “una pequeña localidad ubicada en el Departamento Valcheta, …