Hallan dos caballos pura sangre robados en chacra de María Elvira, zona de Cipolletti

Temían que fueran faenados, pero aparecieron los dos con vida. Personal policial encontró a dos equinos y el dueño, emocionado, no pudo contener las lágrimas.

Dos caballos pura sangre -uno zaino negro, el otro alazán marrón- volvieron a manos de su dueño emocionado, quien al reencontrarse con el último que andaban buscando, rompió en llanto y agradeció a la Policía su trabajo. Efectivos de la Brigada Rural y de la Comisaría Cuarta, más el propietario, recorrían toda la zona de María Elvira y alrededores en busca de los equinos robados.

La preocupación mayor era que aparecieran descuartizados, como ha ocurrido con otros ejemplares robados por cuatreros que faenan su cuerpo por partes para hacerse de un dinero.

Lo buscaron de noche y de día, hasta que el miércoles por la mañana, a unos 3.500 metros de la chacra del dueño, en dirección a Fernández Oro, apareció el pura sangre marrón que le faltaba recuperar. Al otro ya lo habían encontrado cuando fue el robo.

En diálogo con LMCipolletti, el oficial principal Fabián Maldonado, a cargo de la Brigada Rural, comentó que tomaron conocimiento el martes, a las 18.45, cuando ingresó un llamado a la Brigada Rural, pidiendo ayuda porque habían sustraído dos equinos de una chacra en María Elvira.

Al lugar también concurrió personal de la Unidad Cuarta. Entonces, advirtieron que habían cortado unos alambres del cerco perimetral de la chacra para sacar a los caballos. Uno de ellos, el zaino negro, logró ser ubicado en las inmediaciones y fue restituido de inmediato a su propietario.

Por alguna razón, los cuatreros no se lo pudieron llevar y escaparon con el otro. “Es un zaino negro pura sangre y estaba en buen estado cuando fue hallado”, dijo Maldonado.

Se hizo la noche y comenzaron a rastrillar la zona, junto al dueño de los caballos, en la búsqueda del alazán marrón. Con la luz del día siguiente, retomaron los trabajos en la zona, y alrededor de las 10, lograron ubicarlo en un lugar conocido como la Bodega Vieja. “Estaba atado a una plata y tenía las patas heridas”, acotó el oficial principal consultado.

Sobre las heridas, es posible que los autores lo hayan golpeado para que siga caminando, en la huida. En tanto, Maldonado agregó: “Suponemos que luego lo dejaron descansar, porque había quedado estresado y la carne del animal, en esas condiciones, no puede ser consumida”.

Cuando el propietario, de 35 años, se reencontró con el alazán marrón, se quebró de emoción y agradeció a la Policía.

Por lo que refirió a los efectivos, Maldonado dijo que los caballos recuperados valen 16 mil dólares, cada uno. Pero, aclaró que, más allá de lo que valen, en términos económicos, su propietario deseaba encontrarlos con vida porque tienen un valor sentimental muy grande para su familia. “Andan siempre con sus hijos a la par”, cerró.

Son caballos entrenados para hacer saltos, y muy bien cuidados.

Texto y fotos: La Mañana de Cipolletti

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Asaltaron a un juez y familia en su casa en Viedma. Sufrió otro hecho delictivo en 2013

  El juez viedmense Carlos Reussi fue asaltado hoy en su domicilio y habría sido …