Inicio Destacados Río Negro: El barbijo, mitos y recomendaciones para un uso correcto

Río Negro: El barbijo, mitos y recomendaciones para un uso correcto

El uso del barbijo solo se recomienda para personas que tengan síntomas respiratorios (fiebre junto a tos, dolor de garganta o dificultad respiratoria), que hayan tenido contacto estrecho o hayan regresado de países con circulación del COVID-19.

A ese grupo, se suman los agentes de Salud que atienden a personas con síntomas respiratorios, pero tomando los recaudos necesarios en su uso y recambio constante.

El uso del barbijo permite que una persona infectada o con síntomas se cubra la boca y la nariz, lo que ayuda a contener la propagación del virus. Sin embargo, si una persona no está enferma o no presenta síntomas, no hace falta que use barbijo.

“El barbijo no sirve, excepto para quien ya tiene el virus o tiene síntomas. La persona que no tiene el virus no debe usar barbijo”, remarcó la secretaria de Políticas Públicas de Salud, Mercedes Iberó.

Agregóó que “no sirve de nada” el uso del barbijo las 24 horas, porque “debe ir cambiándose regularmente, de lo contrario se convierte en un caldo de cultivo para otros gérmenes”

Aclaró, además, que tampoco es necesario para la atención al público. “Solo lo usa el personal de salud en casos específicos y con los recaudos necesarios. Tampoco se usa en la atención al público en un hospital o en la guardia”, explicó.

Como medidas generales para prevenir el contagio, antes que el uso de barreras protectoras, se recomienda una regular higiene de manos con agua y jabón; toser o estornudar sobre el pliegue del codo; quedarse en casa el mayor tiempo posible; reducir al mínimo el tiempo de contacto estrecho y evitar los sitios donde haya aglomeración, entre otras cosas.

Las personas que cumplan con los requisitos y les resulte imprescindible el uso del barbijo, deben procurar colocarlo cuidadosamente de modo que cubra la boca y la nariz; ajustarlo para que no haya huecos contra la cara; procurar no tocarlo mientras lo lleva puesto; cambiarlo regularme o cuando se humedezca; no reutilizarlo y lavarse bien las manos al tocarlo o retirarlo.

Texto y foto: Prensa Casa de Gobierno de Río Negro

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

La Lobería, cerca de Viedma: Pobladores y turistas hablan de muchos hechos extraños

La difusión efectuada por la página Balneario La Lobería (en Facebook) de hechos extraños ocurridos …