Inicio Destacados Las Grutas tienen su duende, una de las mejores playas del país, con crecimiento vertiginoso

Las Grutas tienen su duende, una de las mejores playas del país, con crecimiento vertiginoso

El balneario Las Grutas, tal su nombre, está próximo a cumplir 60 años. Su mismo nombre alude a las formaciones rocosas en forma de grutas donde la erosión del mar y del tiempo han trabajado incesantemente  hasta convertir los farallones en la imagen más conocida del lugar.

Uno llega y desde lejos ya aprecia el mar del “golfo más azul del continente” y entra en contacto con una de las mejores playas del país.

En sesenta años, Las Grutas ha crecido en forma vertiginosa. Nuevas urbanizaciones, sensibles mejoras y ofertas se han sumado para dar mayores servicios al turismo.

Es propicio este aniversario para recordar y brindar un homenaje a los pioneros que lo comenzaron a conformar cuando ni soñaban con la importancia que tiene en la actualidad.

Ese puñado de vecinos dispuestos que construyeron la primera casita, aquella Comisión convocada que puso todos sus esfuerzos para cristalizar la idea del siempre recordado intendente Bresciano, y de los pioneros que se radicaron. No podía faltar la mención a don Ramón Acuña que dejo una gran impronta en el lugar.

El balneario Las Grutas -siempre se dice- ha tenido y tiene sus duendes. Como el poeta Hugo Alegre, con toda su bohemia y su pasión boquense, como Héctor Julio Meis con su viejo pescador del golfo, como el artesano y pintor Víctor Menjoulou y su madre Lía Mares que animaron la “Plaza de Artesanos” y que hoy lleva el nombre de Víctor.

Nadie puede olvidar sus primeros boliches bailables, las calles de tierra, el avión en la Tercera Bajada descansando sobre un médano, el paso del gran artista Carlos Péz Vilaró que dejo la magia de sus murales.

Las Grutas tiene un duende que encanta y nos invita a conocerla y transitarla. Las Piedras Coloradas, los piletones, las gaviotas y el mar, siempre el mar, su principal atractivo.

Quién se levanta temprano y transita sus avenidas encontrará la sombra de los árboles y los pajaritos con sus trinos alegrando el ambiente. Todo es hermoso para el solaz de unas vacaciones imperdibles.

Sus calles tienen todos los nombres de las ciudades, pueblos y parajes de nuestra provincia de Río Negro y así conocemos un poco de nuestra geografía.

¿Qué será de Las Grutas de acá a otros 60 años? ¿Qué otros personajes recalarán con sus sueños?

El tiempo pasa raudo y es un gran trabajador. Quedarán siempre en el recuerdo quienes trabajaron para su engrandecimiento, desde la función pública o las prestaciones de servicios, cada uno dejará seguramente su impronta personal en la historia de la villa.

Los pueblos se hacen grandes cuando sus habitantes están unidos tras grandes objetivos. Al Balneario tenemos que cuidarlo entre todos, porque es nuestro aunque vengamos por una semana. Mantenerlo limpio, siendo corteses, respetando las ordenanzas. Así será un gusto visitar sus playas.

Y cuando digo que tiene sus duendes no me equivoco. Caminando por la avenida Río Negro me encuentro con uno. Charlamos y me cuenta cosas de los turistas, que a veces están apurados que ni siquiera lo ven, pero hay otros que se acercan y se sacan fotos con él.

Yo para no ser menos poso junto a su rostro algo irónico. Y me digo: Las Grutas sí que tiene un duende!!!

Jorge Castañeda

Escritor- Valcheta

Foto interior: Salvador Luis Cambarieri

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

La Lobería, más testimonios: Seres raros, ciudad subterránea, naves, luces extrañas…

Vecinos y visitantes de La Lobería, a 60 kilómetros de Viedma, suman a través de …