Inicio Noticias de Río Negro Cipolletti Abusador condenado en Cipolletti se cortó la tobillera electrónica y escapó

Abusador condenado en Cipolletti se cortó la tobillera electrónica y escapó

Ariel Leiva, condenado a 12 años de prisión por abuso sexual, tenía colocada una pulsera electrónica, pero logró zafar y escapó. Ya estuvo prófugo cinco años, entre 2014 y 2019.

Leiva fue condenado el 4 de noviembre pasado a 12 años de prisión por abuso sexual, tenía el beneficio de la prisión domiciliaria y era monitoreado a través de una pulsera electrónica.

Pero, esta madrugada rompió el dispositivo y desapareció del control de la Justicia. La Fiscalía tenía previsto solicitar la anulación de la presión domiciliaria.

Después de cinco años prófugo, Leiva fue capturado en Mendoza a principio de año y luego juzgado por un Tribunal de Cipolletti.

A mediados de este año, Irene Méndez condenada por el homicidio Eduardo Honores, se cortó la pulsera electróniuca y se escapó, pero fue capturada en un barrio residencial de Cipolletti.

Foto: La Mañana de Cipolletti

Esto publicó ese medio periodístico

 

Otro violador condenado en Cipolletti se cortó la tobillera electrónica y se fugó

Se trata de Ariel Leiva. Esta mañana se iba a hacer una audiencia para determinar si continuaba con preventiva domiciliaria o si iba a prisión hasta que la condena esté firme.

Un hombre de Cipolletti que fue condenado a 12 años de prisión por violación, se fugó esta mañana tras cortarse la tobillera. Estaba con prisión preventiva domiciliaria luego de haber sido condenado y antes del juicio había estado prófugo durante cinco años cuando lo notificaron del inicio del juicio.

El hecho se conoció esta mañana en el Juzgado de Cipolletti en calles Urquiza y España, donde debía realizarse una audiencia en la que se debatiría si Ariel Leiva continuaría bajo la modalidad de domiciliaria o si esperaría que la condena quede firme con prisión preventiva.

in embargo, Leiva no asistió a la audiencia, se cortó la tobillera y escapó. Por ello, efectivos policiales iniciaron una búsqueda para dar con el hombre luego de confirmar que el sistema había dejado de emitir señal.

Antes de llegar al juicio, el hombre había estado prófugo durante cinco años. Finalmente, fue capturado este año en la localidad mendocina de San Rafael mientras circulaba en una camioneta robada.

Leiva se suma a una larga lista de evadidos que estaban bajo los beneficios de tobilleras electrónicas. Manuel Humberto Rivas se fugó el 2 de julio pasado y aún no fue capturado. Se trata del violador de una nena condenado a 12 años de prisión. Rivas era rastreado con una tobillera GPS pero al momento de conocerse la condena se cortó el dispositivo y desapareció.

Hugo Nicolás Cisterna, alias “palito” repitió lo mismo: se cortó el aparato durante una salida transitoria a la casa de su madre. Cisterna fue recapturado varios días después y continúa cumpliendo su condena de 13 años de prisión por robo agravado por el uso de arma.

Otros dos de los casos más famosos fue el de Irene Méndez y “chiqui” Forno. La primera es la condenada por el crimen de Eduardo Honores, quien fue recapturada en pocas horas. Lo mismo ocurrió con Forno, cuando se le revocó la prisión domiciliaria al detectar que violó el dispositivo y lo desconectó.

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Secuestraron en Dina Huapi más de 500 truchas pescadas y transportadas ilegalmente

Efectivos del Cuerpo de Seguridad Vial de la Policía rionegrina secuestró en Dina Huapi, cerca …