Inicio Destacados Río Negro: Declaran ciudadano ilustre a médico pediatra y destacan a obrero que salvó a beba

Río Negro: Declaran ciudadano ilustre a médico pediatra y destacan a obrero que salvó a beba

Desde ayer jueves rigen plenamente las leyes aprobadas por la Legislatura de Río Negro que declara al médico pediatra riocoloradense Carlos Alfonso González ciudadano ilustre por su tarea profesional y al vecino viedmense Gabriel Maureira personalidad destacada por salvar la vida de una bebé.

La Ley 5392 declara ciudadano ilustre de la provincia de Río Negro, en el marco del artículo 6º de la Ley A Nº 4508, al médico pediatra Carlos Alfonso González, matrícula de especialista en pediatría 027 y provincial de médico 751, en virtud de “su compromiso con la infancia de Río Colorado, su dedicación absoluta, su incuestionable profesionalismo y su inmensa calidad humana”.  

La mencionada distinción será entregada en la última sesión ordinaria de la Legislatura provincial del año 2019.

A través de la Ley 5394 se distingue como personalidad relevante en el servicio a la comunidad a Gabriel Maureira, de acuerdo a lo establecido por la Ley A Nº 4508, capítulo I, artículo 7º, en mérito a “su ejemplar conducta que le salvó la vida a una bebé de un año de edad en la ciudad de Viedma, el día 19 de mayo de 2019”.

Ese día Maureira estaba compartiendo su día libre con un grupo de amigos en una esquina del barrio Lavalle de Viedma. En un momento, los gritos de una madre llamaron la atención del grupo que, alertado, vio a la mujer junto a su papá y una bebé de poco más de un año en evidente estado de shock.

Gabriel no lo pensó e inmediatamente tomó a la niña en brazos y comenzó a practicarle los auxilios aprendidos en un curso de RCP brindado oportunamente por la seccional local de la UOCRA en convenio con el gremio de los guardavidas.

Como pensó que la niña podría estar atragantada con algún alimento, colocó el cuerpito de una forma que le permitiera aplicar las nociones mínimas para lograr la expulsión de lo que obstruía posiblemente la respiración de la niña.

Sin embargo, notó que la situación empeoraba y la beba cada vez adquiría signos evidentes de una imposibilidad para respirar.

Fue entonces que colocó a la niña en la vereda, boca arriba, y comenzó a practicarle ejercicios de respiración boca a boca.

Hasta el lugar llegó una vecina, enfermera de profesión, que acompañó la tarea del joven y aprobó cada gesto de reanimación llevado adelante.

Poco después, la beba reaccionó positivamente a los ejercicios de RCP practicados por Maureira.

Ambas normas fueron sancionadas el 20 de setiembre pasado por la Legislatura rionegrina.

Foto: Doctor Carlos González, diario Río Negro

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Promoverán interés por documental “Bahía de San Antonio, refugio de vida”. Protección de aves

En ámbito de la Legislatura de Río Negro propusieron declarar de interés educativo, social, ecológico …