Citan a audiencia por acción de dos vecinos contra empresa avícola por presuntos daños

 

El Juzgado Civil, Comercial y Minería Nº3, de General Roca, convocó a audiencia el 3 de noviembre a las partes de la causa que iniciaron dos vecinos contra una empresa avícola roquense por presuntos daños y perjuicios derivados de la actividad desplegada por el emprendimiento. La convocatoria, efectuada por la jueza Andrea V. de la Iglesia, incluye al área de Medio Ambiente de la Municipalidad local.

Según consta en el expediente, dos vecinos interpusieron demanda contra el titular y explotador de una empresa avícola, requiriendo se lo condene al pago de la indemnización por daños y perjuicios derivados de la actividad y solicitaron que “se decrete el cese total y definitivo de toda inmisión que resulte excesivamente dañosa para la tolerancia entre vecinos, consistente en malos olores, ruidos molestos, presencia de numerosas moscas como así todo otro tipo o modo que tenga como foco emisor la actividad de explotación avícola”.

Por otra parte, un punto del escrito de demanda solicita “medida cautelar innovativa que disponga la suspensión y/o la no continuidad de la actividad desplegada por la demandada Avícola Yemas, ubicada en Gobernador Castello N° 670 de esta localidad”.

Pidieron además “el cese de todo foco larvario vivo de moscas, como a su vez la generación excesiva de ruidos molestos y malos olores”.

Consta además que se dispuso, previo al tratamiento de la medida cautelar, oficiar al SENASA y a la Municipalidad de General Roca a los fines que informen “si en dichas dependencias se han labrado actuaciones referidas a reclamos, quejas o investigaciones u otros que involucren a la empresa Avícola Yemas, ubicado en calle Gobernador Castello N°670 de esta ciudad relacionados a molestias en el ambiente, olores nauseabundos, ruidos molestos, presencia de insectos y/o animales u otras circunstancias similares provenientes de dicho emprendimiento y en su caso remita informes y resultados obtenidos”.

También, que informen “si Avícola Yemas cuenta con habilitación, si la misma se encuentra vigente y si se ha efectuado y aprobado estudio de impacto ambiental respecto de la actividad que desarrolla y en su caso remitan copia”.

Según un informe del municipio de General, surge que se ha otorgado habilitación provisoria desde el 25 de agosto de 2016 al 25 de febrero de 2017 para la explotación del comercio dedicado al ramo de producción, distribución y venta de huevos de gallina, elaboración y venta de alimentos balanceados en el local sito en calle Castello N° 670 Mza. 004, sección K, parcela 13 de esta localidad.

También, certificado de aptitud ambiental otorgado hasta diciembre de 2018, supeditado a inspecciones y monitoreos ambientales, control mensual de plagas, toda modificación, introducción de nuevos equipos, maquinarias, nuevos usos de las instalaciones debe ser comunicado a la Dirección de Medio Ambiente para su análisis.

Informaron que se han recibido reclamos provenientes de un vecino en relación a la presencia de moscas y olores desagradables y que en relación a ello se han realizado “numerosas inspecciones y solicitado mejoras al establecimiento con el fin de mitigar o reducir las emisiones de olores como así también la implementación de un sistema de control de plagas”.

Agregaron desde la firma que “las medidas puestas en practica por el establecimiento avícola fueron : reubicación de extractores ubicados en la nave Sur o galpón de recría los cuales fueron trasladados desde el costado Sur de la misma al costado Norte del galpón, retiro periódico de guano, instalación de un freezer para arrojo temporario de animales muertos con el fin de mitigar la generación de olores, contratación de un servicio profesional de control de plagas con el objetivo de controlar la población principalmente de moscas e instalación de una fosa de disposición de huevos rotos según recomendaciones del SENASA”.

Por su parte, el SENASA informó que “no obran actuaciones referidas a reclamos, quejas o investigaciones u otros que involucren al CUIT N° 20-06774423-4 relacionados a molestias en el ambiente, olores nauseabundos, ruidos molestos, presencia de insectos y/o animales u otras circunstancias similares y además que el mismo se encuentra con la habilitación según resolución SENASA 542/2010 donde no es requisito el estudio de impacto ambiental”.

Uno de los vecinos denunció hechos nuevos y solicitó que “se resuelva la medida cautelar” denunciando como situación nueva “la presencia de cuantiosas moscas circulando y posando en su hogar”, lo cual acreditó con las actas de constatación notarial Nros. B 0 1358862/63 y N° B 0 1358860/61 de fechas 07/09/2017 y 25/09/2017, respectivamente”.

Uno de los denunciantes estimó su reclamo económico en la suma de $200.000 por los daños y perjuicios derivados de dicha explotación avícola.

 

 

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Defraudación al IPROSS: Imputan a empleada de Auditoría Odontológica y 11 afiliados

  El Ministerio Público Fiscal imputó a 12 personas por diversas maniobras defraudatorias que perjudicaron …